Tigre: autorizan ingreso de trabajadores en barrios cerrados

En el marco de la crisis sanitaria a nivel global por el coronavirus, el municipio de Tigre busca prolongar las medidas necesarias para la prevención de otras enfermedades como el dengue. Pese al aislamiento obligatorio vigente dictado por DNU del Gobierno nacional, el intendente autorizó, por decreto, el ingreso de jardineros y pileteros para que puedan continuar con los trabajos de mantenimiento de los distintos espacios al aire libre.

Vecinos del distrito no tardaron en denunciar que la decisión va en contra de los DNU firmados tanto por Alberto Fernández como por Axel Kicillof, en el sentido en que rompe con la obligación de mantenerse en aislamiento doméstico.

La polémica medida, según se establece en el decreto firmado, se enmarca en la lucha contra el dengue, zika y chikungunya en el distrito.

La resolución municipal detalla que, “si bien el DNU 260/20 dictado por el Poder Ejecutivo Nacional en su Art 6 nomina a los oficios y profesionales exentos del deber de aislamiento social obligatorio, en el mismo no se contempla oficios y actividades que resultan necesitas e imprescindibles para la lucha la proliferación de otras enfermedades”.

En consecuencia, la disposición establece que desde el primer día del mes se pueden realizar “tareas de desmalezado, corte de pasto, fumigación y tratamiento de ojos de agua” en el municipio, “incluyendo los barrios cerrados, countries, condominios y centros habitacionales”. 

De más está decir que tanto los pileteros como los jardineros que vayan a trabajar deberán obtener el Certificado Único Habilitante, al tiempo que se obliga a los Administradores y Consorcios de Propietarios a “implementar un plan de trabajo que deberá guardar criterios de racionalidad, proporcionalidad y evitar la circulación y aglomeración de personal”.