Una mujer asumió la jefatura de una unidad de la Prefectura Naval Argentina

Se llama Leticia Díaz, un ejemplo del camino hacia la igualdad de género de parte de la institución.

Una prefecto asumió la jefatura de una unidad de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y se convirtió en la primera mujer en la historia en acceder a un cargo jerárquico en esa fuerza, informó el Ministerio de Seguridad.

Se trata de Leticia Díaz, quien reemplaza al prefecto Bruno Romaniuk al frente de la jefatura de Prefectura Dique Luján, ubicada en el partido bonaerense de Tigre.

“Estoy contenta por esta designación: es una buena experiencia para mi carrera y para crecer profesionalmente. Celebro tener la posibilidad de acceder a este tipo de cargo pues es algo muy positivo. Y es un importante paso para todo el personal femenino de la institución y también para toda la sociedad, porque, de alguna manera, esto fomenta la equidad de género”, señaló Díaz durante el acto de asunción.

Por su parte, la subsecretaria de Derechos, Bienestar y Género, Sabrina Calandrón, le otorgó a la mujer una placa firmada por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

“Es un día muy importante porque ponemos en funciones a la primera Prefecto a cargo de una Unidad de Prefectura Naval. Esto expresa y demuestra la profesionalización que están viviendo las fuerzas y reconoce, además, el trabajo que realizan las mujeres por especializarse, crecer y comprometerse dentro de la PNA”, indicó la subsecretaria.

A su vez, del acto formaron parte representantes del Municipio de Tigre, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Distrito Benavídez-Rincón de Milberg, de la Policía bonaerense y autoridades de la PNA.

Leticia Díaz abrió caminos

Leticia Díaz es licenciada en Psicología, especialista en inteligencia criminal y está haciendo historia al convertirse en la primera oficial jefa de Prefectura que, con el grado de prefecto, asumió la jefatura de Dique Luján, adonde llegó fruto “de todas la vivencias que me hicieron lo que soy”, manifestó.

Nació y vive en Zárate, localidad bonaerense a orilla del río Paraná, donde Prefectura tiene uno de sus centros de formación y obvia presencia por ser zona costera.

“Hacía deportes náuticos. Veía a los prefectos, las ceremonias, la presencia en el agua. Me identifiqué desde chica. Creo que ya a los 8 años, cuando me preguntaban en la escuela qué iba a ser de grande, ya decía que iba a ser prefecto. Y me miraban raro”.

La prefecta contó “me anoté en Prefectura apenas se abrió la posibilidad para las mujeres en el 2000. Hice la escuela de oficiales y me especialicé en la escuela superior de la Fuerza. Egresamos 10 mujeres y la institución se tuvo que adecuar. Fue difícil, había cuestiones a reglamentar con nosotras. La institución fue acompañando, analizando, evolucionando. Fuimos abriendo caminos para las generaciones que siguieron. La institución siempre fue comandada por hombres, ellos tuvieron que adecuarse en dependencias, en guardacostas. Son cambios que se fueron logrando con el tiempo.

Su trabajo lo desarrolló en dependencias de Posadas (MIsiones), en el Alto Paraná donde se centró en delitos relacionados con el narcotráfico. También realizó investigaciones e inteligencia en casos de trata de personas, donde hizo atención primaria de las victimas y participó en rescates. Eso fue en Buenos Aires.

Otro destino fue Puerto Madryn (Chubut) y además ejerció la docencia en institutos de formación.

Díaz se enteró a fines de octubre del año pasado que sería la jefa de la Prefectura Dique Luján, una noticia que, reconoce, la sorprendió y la alegró. Este lunes asumió su cargo en un acto realizado en el Ministerio de Seguridad de Nación.