Una “mole” varada en Tapia de Cruz

Pasadas las 14.30 horas de ayer viernes, un camión de alto porte obstruyó el tránsito de avenida Tapia de Cruz, tras perder una rueda al doblar desde Avenida Belgrano para tomar esta arteria rumbo al Este.

De manera inmediata se dispuso un pequeño operativo de agentes de tránsito y personal de policía local y prevención para agilizar la circulación y derivarla para las calles aledañas.

Se trató de un camión Scania, color naranja, dominio TAP 002 que transportaba, según dichos de la acompañante del chofer, una importante cantidad de gaseosas. El rodado aparentemente rompió la punta de eje de las ruedas duales trasera del acoplado y paró a los pocos metros de atravesar calle San Lorenzo, ya que el vehículo, por el daño sufrido, pierde la reacción. El acoplado, patente WKT 262, quedó con una peligrosa inclinación varado en el lugar. Ya no contaba con el palier, la masa, las campanas de freno, las llantas y ruedas. La cuadra que logro avanzar para despejar el embotellamiento producido, lo hizo apoyando sobre el pavimento la cinta de frenos.

A la espera de la llegada de un familiar, el conductor del rodado comenzó la tarea del recambio de una rueda, tirándose el mismo debajo del camión para sustituirla.

El desconcierto de los conductores fue importante, toda vez que el personal de transito desviaba los vehículos hacia ambos lados de la avenida Belgrano con el propósito de que los mismos no quedaran atrapados en extensas colas sobre Tapia de Cruz, detrás del camión averiado.

Otro de los puntos a destacar de la excelente labor del personal municipal fue el hecho de que los colectivos sí seguían su recorrido habitual, a fin de evitar que los pasajeros quedaran esperando en las paradas.

Afortunadamente, el accidente mecánico no causó un siniestro vial y los ocupantes del rodado se encontraban en perfecto estado.