Una casa de familia se incendió por completo

Con el dolor aún latente a raíz del trágico suceso que les costó la vida a dos pequeños hermanitos, en horas de la mañana del pasado domingo se registró un segundo incendio de vivienda que tuvo lugar en la localidad de Garín. En esta oportunidad, si bien no se lamentaron heridos ni víctimas fatales, las inclementes llamas no dejaron nada de la propiedad en pie.

El siniestro con pérdidas totales se registró esta vez en una casa de familia ubicada en inmediaciones de la Avenida Fructuoso Díaz y la calle Olivera César de la ciudad, rondando las 7.30 del último día de la semana.

Hasta el lugar se acercaron tres dotaciones de Bomberos Voluntarios del cuartel central de la ciudad de Garín, a cargo del jefe de Cuerpo, Comandante Mayor Adrián Peralta. A su llegada, se encontraron con que las llamas, cuyo origen no trascendió, habían cobrado estado generalizado y consumido todo a su paso.

Si bien los servidores voluntarios se hicieron cargo raudamente de la situación, hacia el final del servicio las pérdidas contabilizadas fueron absolutas.