Tres incendios en la localidad de Matheu

En los últimos días, se vieron afectados por las llamas una chimenea en una casa de familia, un automotor y un pastizal. En todos los casos, el Destacamento de Bomde Bomberos local acudió rápidamente, y la dotación frenó la situación a tiempo, evitando que el siniestro pasara a mayores. Por fortuna, en ninguno de los casos se lamentaron heridos ni graves daños materiales.

La seguidilla de servicios tuvo como protagonista un incendio de vivienda en horas de la mañana del viernes. Se trató más precisamente de un principio de incendio que se generó en una chimenea de un domicilio particular, ubicado en la calle Vélez Sarsfield al 35. Hasta allí concurrió una dotación que logró controlar rápidamente la situación y no se registraron graves daños materiales. Trabajó en el lugar la unidad de incendios A-21 a cargo del jefe del Destacamento de Matheu, Oficial Horacio Romero, con cuatro componentes. En entrevista con este medio, el encargado expresó que el principio de incendio se inició por causa de la falta de mantenimiento y limpieza de la chimenea: “Se controló rápido, no hubo daños materiales ni daños en la propiedad, y las personas por suerte estaban bien”.

Otro siniestro alertó a la comunidad en horas de la madrugada, tratándose en esta oportunidad de un vehículo particular que ardió en llamas. Alrededor de las 4.30 se generó la alarma en un terreno privado de la calle Apatamas sin número, a raíz del incendio de un coche estacionado, con peligro de propagación hacia una casilla que se encontraba en las proximidades. En el lugar se hizo presente una dotación que, a su llegada, se topó con que la ignición estaba siendo controlada y casi finalizada. Se cortó la propagación hacia la vivienda lindera –la cual se encontraba “pegada” al vehículo-, y no se registraron daños materiales de gran importancia. Concurrió también un móvil a cargo del Oficial Horacio Romero.

El mismo día, pasadas las 14.00, los Bomberos Voluntarios debieron hacerse cargo de un incendio de campo de gran magnitud, que se produjo en un predio ubicado justo detrás del destacamento bomberil, en calles Salta y Uruguay. Hasta allí se movilizaron un total de cuatro dotaciones, tres pertenecientes al destacamento local, y una más proveniente del cuartel central de Escobar.

“Fue muy complicado el acceso para la unidad, por el terreno, pero por suerte se logró controlar y no pasó tampoco a mayores”, expresó al respecto el Oficial Romero, haciendo hincapié en que se trató de un incendio con gran cantidad de focos dispersos, desconociéndose si se generó a raíz de una quema de ramas y/o desperdicios, pero sí los voluntarios debieron trabajar entre matorrales de gran altura, por lo que se tornó bastante dificultoso el ingreso con los móviles.