Tormenta: lo que el agua se llevó (y nos dejó)

Árboles, postes de luz y hasta techos de casas caídos fue el saldo que dejó la furiosa tormenta de viento y lluvia que este lunes a la madrugada azotó a todo el territorio de Escobar y a otros distritos vecinos.

En medio de un temporal de lluvia y fuertes ráfagas de viento, la ciudad de Escobar y distintos lugares de la provincia y del país sufrieron destrozos y grandes consecuencias debido al gran diluvio.

Luego de haber pasado por un día muy caluroso, con 35° y muchísima humedad, aproximadamente a las 00:45 horas de ayer se comenzaron a sentir caer las primeras gotas.
Así, en tan solo 5 minutos, la lluvia se hizo presente en varios momentos de manera leve, pero con gotas gruesas que se sentían golpear en el cuerpo, en tehcos y en el suelo.

Parecía que la tormenta se iba a mantener de esa manera con lluvias pesadas de manera aislada. Sin embargo, una hora más tarde, cerca de las 2 am, se hicieron presentes fuertes ráfagas de viento en toda la ciudad.

Árboles, postes de luz y hasta techos de casas caídos fue el saldo que dejó la furiosa tormenta de viento y lluvia que este lunes a la madrugada azotó a todo el territorio de Escobar y a otros distritos vecinos.

tormenta inundación

Si bien el Servicio Meteorológico Nacional había pronosticado desde muy temprano la posibilidad de una fuerte tempestad, los habitantes de las cinco localidades del partido se vieron sorprendidos por la repentina y violenta ventisca que junto a la intensa caída de agua. Se estima que en las precipitaciones cayeron más de 48 milímetros.

En lo que respecta a nuestro distrito, vecinos de las calles Estrada y Mansilla, de la localidad de Belén de Escobar, y varias cuadras aledañas se vieron desbordados en sus frentes. La acumulación del agua de la tormenta en las calles dejó una imagen veneciana y vecinos iracundos, debido a que no podían circular.

Uno de los barrios más afectados por esta cuestión, fue Parque Florido. Según indicaron vecinos de la zona, esta problemática sucede hace muchos años y sostienen que es por falta de limpieza desde el municipio y también trabajo de infraestructura. Los vecinos hace ya varios años que realizan reclamos, pero aun no obtuvieron respuesta por parte del municipio.

En Parque Florido el agua, en vez de salir del barrio hacia la Ruta 25, queda estancada en zanjones tapados por falta de limpieza. Esto provocó que, una vez más, ante una tormenta de gran magnitud el agua entre al barrio y se inunde.

Asimismo, la caída de ramas producto de las fuertes ráfagas de viento, provocó el corte del suministro eléctrico en algunos puntos del distrito, que la Municipalidad notificó oportunamente a la empresa Edenor para que restablezca el servicio.

A raíz de estas consecuencias, desde el la Municipalidad de Escobar lanzaron un comunicado donde informan que se trabaja “desde la madrugada en la vía pública para realizar distintas tareas de limpieza y desobstrucción de alcantarillas con el objetivo de evitar inundaciones”.

“Por el momento los cursos de agua van a continuar cargados (especialmente los Arroyos Bedoya, Las Lolas, Garín, Saboya y Loma Verde, que transportan agua desde distritos vecinos) pero no se registran anegamientos en los barrios y la situación general en las calles del municipio está normalizada”, continúa el comunidado.

También, desde el municipio recomiendan a los vecinos “no sacar residuos a las calles y ante cualquier necesidad o requerimiento comunicarse telefónicamente al 103 (Defensa Civil Escobar) o al 147 (Centro de Atención al Vecino)”.

Con respecto a las zonas aledañas, en el partido de Campana se estima que cayeron más de 50 milímetros desde las 00 horas.

En este caso, el temporal trajo consecuencias en el kilómetro 79 de Panamericana, donde un camión impactó con el guardarail izquierdo, rebotó e impactó levemente con un auto y luego se incrustó en el guardarail derecho.

Si bien el accidente se originó porque el camión reventó un neumático, el estado de la ruta por las lluvias fue lo que provocó el rebote y los dos impactos siguientes.

Chascomús, fue una de las ciudades más afectadas de la provincia de Buenos Aires. Allí, el temporal de lluvia llegó acompañado con vientos de 120 km/h, los cuales ocasionaron la voladura de más de una veintena de techos y a caída de árboles y postes de alumbrado público.

En esta ciudad, la situación afectó desde la madrugada a casi todos los barrios, pero tuvo mayor intensidad en la zona norte, en particular en el Barrio Obrero y en la franja de la costanera desde Escribano hacia el norte.

A pesar de las consecuencias en estas ciudades, los destrozos más importantes se vieron en Santa Rosa, en La Pampa. Allí, la tormenta dejó árboles caídos, casas anegadas, autos atrapados por pozos y calles inundadas y pérdidas de viviendas de las familias de barrios periféricos.

Desde el municipio de Santa Rosa informaron que 100 familias están siendo asistidas tras la tormenta que registrada ayer en la ciudad capital, en la que la mayor cantidad de agua caída se concentró en una hora y alcanzó los 70 milímetros, provocando inundaciones en todos los barrios, anegando viviendas y arrastrando autos por toda la ciudad.

Hasta ahora, sigue vigente la alerta amarilla en la zona por tormentas y lluvias fuertes. “Esperando valores de precipitación acumulada entre los 40 y 70 mm, pudiendo ser superados de forma puntual. Dichos fenómenos estarán acompañados por intensas ráfagas, ocasional caída de granizo e importante actividad eléctrica”.

Entre las regiones más afectadas están los partidos bonaerenses de Brandsen, Castelli, Cañuelas, Chascomús, Chivilcoy, General Belgrano, General Las Heras, General Paz, La Plata, Lezama, Lobos, Magdalena, Navarro, Punta Indio, S. M. del Monte y San Vicente.

Para el martes el organismo prevé una jornada con cielo mayormente nublado a parcialmente nublado, despejándose hacia la tarde, vientos del sector sudeste rotando al este y una temperatura que estará entre una mínima de 15 grados y una máxima de 25.

En tanto, el miércoles está pronosticado cielo algo y despejado hacia la tarde, vientos del sector norte rotando al este y una temperatura que tendrá una mínima de 17 grados y una máxima de 27.