Susto en la Escuela 19: una reparación en el techo ocasionó un incendio

Tras el alerta, dos dotaciones de bomberos de Escobar integrada por 10 efectivos acudieron al lugar y controlaron la situación de inmediato.

Una Escuela se incendió ayer en el barrio Phillips. Se trata de la escuela Primaria 20, ubicada en calles Colón y Da Vinci, de esa localidad bonaerense.

Damián González, segundo jefe de este cuerpo informó que “a media mañana fueron recibieron un llamado sobre un foco de incendio en el cielorraso del establecimiento de la EESNº 19 que llegaron precisamente en el momento en que las llamas tomaban el machimbre del techo.”

Se supo que al momento del incendio personal del mantenimiento estaba cambiando la membrana de la parte externa del establecimiento y sería esa la razón por la cual se provocó el fuego desde el exterior al interior.

Personal de ese cuartel trabajó de inmediato, logrando sofocar el fuego, aunque las llamas ya habían hecho lo suyo. 

Un relato en primera persona

Una preceptora de la institución contó a este medio el detalle de lo sucedido: “En el mes de enero, febrero empezaron a trabajar obreros en nuestra escuela. Las paredes estaban rajadas y otras anomalías. Sacaron el cielorraso, uno de los trabajos más complicados por las inclemencias climáticas que demoraron la terminación, y tuvimos que arrancar las clases así con el personal de obra trabajando en el techo.”

Las últimas tareas de reparación consistían en pegar a soplete la membrana del techo, cosa que se estaba haciendo hoy. “La mañana transcurría con normalidad hasta que cerca de las 11, empezamos a sentir olor a quemado. Me acerco a los salones de 2º y 3º año y veo la cortina de humo y el fuego que atravesaba el machimbre”, continuó el relato la docente.

El pedido de auxilio no se hizo esperar, al tiempo que personal del establecimiento empezó a sacar el material didáctico que tenían guardado en uno de los salones, según su relato. 

“Un portero de la sección de secundaria intentó controlar el fuego a baldazos de agua, mientras esperaban la llegada de los bomberos, que no tardaron en arribar”, detalló.

Por fortuna, los docentes llegaron a sacar los elementos de valor de los salones y no hubo que lamentar daños mayores.

Trabajaron en el lugar dos dotaciones de bomberos con un total de 10 efectivos, policía y agentes de Prevención Comunitaria.