Sujarchuk irá a la justicia por acoso virtual y amenazas

TRAS LA CLAUSURA DE UNA FIESTA CLANDESTINA

Tras hostigamientos e injurias impulsadas por el youtuber Yao Cabrera, el intendente de Escobar se presentará ante la justicia con el propósito de frenar la instigación violenta en redes sociales de “aquellos que ponen en riesgo la salud pública de los escobarenses”.

Ariel Sujarchuk, desde su cuenta privada de Facebook, denunció estar siendo víctima, al igual que algunos vecinos, de acoso virtual y de amenazas luego de clausurar una fiesta clandestina realizada por el youtuber Yao Cabrera (23).

“En un video donde convoca a sus seguidores a agredirme en redes, este personaje inescrupuloso, impune y mentiroso tergiversa los hechos diciendo que no puede ingresar a retirar alimentos o comidas. Es mentira. La casa está clausurada para la realización de fiestas clandestinas, como la celebrada allí horas atrás, en una clara transgresión al aislamiento preventivo. Pretende solidaridad de su público, alterando la realidad sin medir las consecuencias de una conducta violenta, injuriante, amedrentadora, abusiva y falaz. La juventud de sus seguidores no otorga impunidad: el acoso es un delito en el que los adultos tenemos responsabilidad”.

Cabe destacar que Marcos Ernesto Esteban Rodríguez, su verdadero nombre, es un personaje controvertido que ha protagonizado varios escándalos. El pasado sábado habría participado en un accidente entre un Chevrolet Camaro y una Kangoo que dejó los dos coches destrozados. Aseguran que el auto de lujo era conducido por el polémico youtuber. Según las primeras versiones, al momento del choque, el Camaro habría estado circulando a gran velocidad y embistió en la parte trasera a la Kangoo, provocando que el conductor perdiera el control y volcara.

Muchos lo conocen por su pelea con Duki, y en 2017 llegó a los noticieros por haber sido filmado junto a otros amigos abusando de una chica en un hotel. También simuló un secuestro y pidió un rescate de 30 mil dólares, entre otros problemas y denuncias en su contra. El youtuber uruguayo había sido detenido en abril en la localidad de Benavídez, en el partido de Tigre, por estar circulando con su auto de alta gama,un Audi A5 blanco, sin tener la habilitación de circulación correspondiente para desplazarse, violando el aislamiento preventivo obligatorio.

En cuanto a la responsabilidad del espacio donde se permitió la realización de la fiesta, el intendente dijo en su página personal:

“En la organización de esta fiesta clandestina, hay negligencia explícita del barrio (por eso también se denunciará a la administración ante la Justicia) y falta de respeto serial por parte de los organizadores -a quienes ya le habíamos aplicado acciones contravencionales en otras oportunidades en que transgredieron las normas- porque ponen en riesgo la vida de las familias de la zona, así como alteran la paz y armonía de la comunidad”– y agregó: “No vamos a permitir el delito de acoso o amedrentamiento y como autoridad me pongo al frente para proteger a los vecinos y vecinas y denunciar a todos aquellos que violan la ley. Por más persecución que tenga en las redes sociales, no voy a dejar que me tuerzan el brazo. Mañana (por este martes) mismo me presentaré en la Justicia para denunciar las injurias”.

“La juventud no es sinónimo de impunidad, las fiestas no pueden violar las normas, el acoso virtual es delito. Yo sé que este chico vive del escándalo, pero mi tarea es garantizar la vida, el respeto a las normas y generar una sociedad más justa”– culminó diciendo el jefe comunal.

Este martes por la mañana FM Líder consultó al intendente Sujarchuk sobre este tema, quien explicó: “En estos temas tenemos que intervenir los adultos. Estos chicos que tienen seguidores que la mayoría son menores de edad, que están entre los 13 y 14 años, los adultos somos responsables. Los que somos padres muchas veces les tenemos que decir no a nuestros hijos, y no nos gusta, pero ese es el lugar. Y los adultos que tenemos la responsabilidad del Estado tenemos que hacer cumplir las ordenanzas, las leyes, y todo lo que rige a las buenas conductas o códigos de convivencia urbana… Esta situación no es ingenua. Es una actividad comercial. Ellos fueron ya sancionados en el mes de junio, por actividad ilegal, en momentos de mayor cumplimiento del aislamiento. Pagaron la multa, y se comprometieron a retirarse en un mes. No cumplieron el convenio y también, en este caso, hay una negligencia grosera por parte de la administración y por parte de la guardia del barrio a quien también voy a denunciar. Las fiestas clandestinas están prohibidas con aislamiento y sin aislamiento también. Además del hostigamiento que han hecho contra los vecinos que lo rodean y contra el intendente municipal. Por lo tanto hay una inconducta serial.   Es mi responsabilidad como intendente y como adulto corregir estas inconductas y hacer cumplir las leyes y las ordenanzas para defender a los vecinos… Estas fiestas son clandestinas justamente porque están prohibidas. Porque se hacen en lugares inadecuados, violan normas de seguridad y porque nadie sabe lo que pasa ahí adentro. Nosotros los padres tenemos que controlar lo que hacen nuestros hijos, no desde una actitud represiva ni policíaca, sino  desde una actitud paternal o maternal, o como sociedad, sobre lo que hacen los niños o los jóvenes adultos… Es necesario tener una actitud reflexiva sobre los riesgos que estas actividades incluyen, que no solamente tienen que ver con el coronavirus sino con llevar adelante eventos sin ningún marco de seguridad” – concluyó Sujarchuk.