Sorprenden a individuos marcando casas para cometer ilícitos

La alarmante situación fue observada por una automovilista y corroborada luego a través de las cámaras de seguridad con las que cuentan los propietarios de la cuadra. Se convocó a personal policial al lugar y se suministraron alarmas de monitoreo y otras medidas de seguridad a los vecinos.

 

Eran, en principio, dos hombres, de entre 40 y 50 años de edad, quienes el pasado lunes cerca de las diez de la mañana se encontraban merodeando sobre la Av. 25 de Mayo, entre Asborno e Hipólito Yrigoyen de Belén de Escobar. Así lo describió la persona que se percató de su presencia en un primer lugar, una automovilista que ocasionalmente quedó varada en un embotellamiento y, al observar la situación, dio aviso a los propietarios. Según su relato, los desconocidos caminaban de un lado al otro por el frente de una casa y un estudio jurídico que se ubica sobre dicha cuadra de forma lindera, observando detenidamente la fachada, trasladándose constantemente de una punta a la otra y tomando fotografías. Una de las propietarias decidió entonces revisar sus cintas de filmación, a través de la cuales se corroboró la veracidad de estos dichos, situación que los mismos vecinos describieron como “totalmente alarmante”, motivo por el cual decidieron contactarse automáticamente con la Policía, aunque fuera de manera preventiva.

Fue para ellos, quienes se contactaron con este medio, una situación de gran temor, dado que en esa vivienda residen personas mayores, de aproximadamente 80 años. También hay que tener en cuenta que, si bien la propiedad cuenta con rejas, esto no evita que pudiesen llegar a ingresar de todas maneras, y que se trata de una de las pocas residencias permanentes que quedan sobre la cuadra, porque las restantes se han convertido ya en locales comerciales.

Lo destacable es que el personal policial actuó con gran rapidez, acercándose también Prevención Comunitaria y el Jefe de Calle para informarse sobre la situación, y llegando a constatar que efectivamente habían estado estudiando los accesos al inmueble de manera previa y que la casa estaba “marcada”: habían abierto una puerta que da a una de las terrazas y habían colocado bolsas sobre el tanque de agua que anteriormente no estaban allí, llegando a comprender que podían irrumpir a la vivienda a través del comercio que se encuentra al lado, el cual cuenta con una rampa que facilita el acceso a una escalera por la que se puede ingresar. En definitiva, tenían todo dispuesto como para llevar adelante un asalto a la propiedad.

Los involucrados destacaron a este medio el rápido accionar de las fuerzas de seguridad locales, quienes estuvieron presentes en horas de la tarde y también de la noche, y a quienes les facilitaron además las grabaciones captadas de una zona que ellos mismos describen como “complicada” en materia de robos. A todos los que contaban con un teléfono celular les instalaron la aplicación de Ojos y Oídos en Alerta, y también les suministraron alarmas de monitoreo para que sean utilizadas con más facilidad por las personas mayores.

Pidieron, además, que las cámaras no sean solamente empleadas para la vigilancia en vivo, sino que se haga periódicamente el ejercicio de controlar los movimientos que hubo en la cuadra cuando no había nadie en casa, con el fin de actuar en forma preventiva.

“No podemos llegar a saber qué es lo que podría haber ocurrido si, por un lado, la persona que vio a la mañana esta situación compleja no lo hubiese avisado, y por otro lado sin el rápido accionar de las fuerzas de seguridad para brindar respuestas ante este hecho. Ahora estamos viendo cómo la Policía está caminando en forma constante por el frente de la cuadra”, finalizaron.