Siguen organizando ollas populares en el barrio 1° de Julio

Quienes están detrás de todo esto son el grupo de vecinos, amigos y familiares que colaboran con la institución local “Ayudanos a Ayudar”, un merendero y roperito comunitario cuya titular es la ciudadana solidaria Manuela Brizuela, y que con el advenimiento de la pandemia, lejos de cesar sus actividades, estas se multiplicaron.

Amasando en familia.
Gran cantidad de vecinos se beneficiaron.

Recientemente este matutino publicó que en el transcurso del último mes se desarrolló una seguidilla de acciones en pos del bienestar de los vecinos, a través de actividades que incluyeron confección de barbijos, donaciones a merenderos y asistencia a los adultos mayores y en general a quienes se encuentran más desamparados en esta frágil situación.

Con esta misma filosofía, ahora ya se ha convertido en una costumbre organizar todos los domingos una gran olla popular que sirve para paliar, al menos durante un día, el mal pasar de los vecinos y habitantes del barrio 1° de Julio de Matheu.

Pero no solo de deliciosos platos y almuerzos se encarga la institución: también han trabajado codo a codo preparando tortafritas y bollería para la merienda, que luego fueron generosamente repartidas en el barrio.

“Quiero agradecerles a todos los que domingo a domingo se suman a estos gestos. Siempre estaremos para nuestros vecinos porque la patria es el otro. De esto se sale entre todos”, expresó Manuela, mentora de los llamados Domingos Solidarios de Ayudanos a Ayudar, que aportan su granito de arena para la comunidad.