Se realizan mediciones sonoras y de monóxido de carbono

Estudios ambientales realizados por la Municipalidad demostraron una reducción de contaminación sonora de un 35% y de aire de un 29%.

La comuna firmó junto a Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires, un convenio marco de colaboración ambiental y de asistencia técnica entre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Municipio de Escobar.

La Municipalidad de Escobar realizó estas importantes mediciones ambientales en puntos estratégicos de las localidades de Belén, Garín y Maschwitz, con la finalidad de obtener registros científicos producidos en la atmósfera en medio de la cuarentena, que sirvan como parámetros ideales de ser alcanzados en el futuro, en épocas de normalidad.

“Como primer trabajo conjunto, ya realizamos mediciones sonoras con decibelímetros para observar la inmisión de ruidos al ambiente exterior, así como también la medición de Monóxido de Carbono para determinar la calidad del aire, durante la pandemia del COVID19. Hasta el momento, los resultados que obtuvimos se encuentran debajo de los límites establecidos por los organismos internacionales. De todos modos, más adelante repetiremos las mediciones en el marco de esta nueva agenda común que busca profundizar distintos proyectos y acciones para un Escobar Sostenible” – sostuvo el intendente Ariel Sujarchuk.

El mandatario aseguró que el Gobierno local es consciente de que ninguno de los vecinos el distrito quiere volver a vivir en un ambiente con altos niveles de contaminación, “de manera que este convenio representa un paso muy importante para planificar y seguir repensándonos como comunidad”.

Los resultados de las mediciones representan valores que están dentro de lo que establece la normativa para contaminación sonora y por debajo de los límites establecidos por ley en cuanto a contaminación del aire. Estos resultados fueron comparados con los estudios realizados por la Dirección General de Ambiente de Escobar durante 2019 y demostraron una reducción de contaminación sonora de un 35% y de aire de un 29%.

El estudio fue supervisado por la Agencia Municipal de Planificación para la Vivienda y el Hábitat, en cooperación con la Secretaría de Ambiente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego de la firma de un convenio de colaboración ambiental y asistencia técnica mutua entre ambas jurisdicciones.

“Para el cuidado del ambiente no deberían existir los límites geográficos. Colaboramos con el Minicipio de Escobar para que pudiesen realizar estas mediciones con nuestro equipo técnico y nuestra tecnología. La Ciudad ya ha avanzado muchísimo en políticas ambientales, pero aún podemos mejorar y seguir colaborando con otros municipios y provincias para construir una Argentina cada día más sostenible” – dijo Macchiavelli desde su red social.

Desde el municipio adelantaron que, durante los próximos días, las mediciones se completarán en el resto de las localidades del partido y se mantendrá una frecuencia semanal comparativa para controlar la conducta en el impacto ambiental.