Ropero comunitario en el marco de la celebración a San Cayetano

PARROQUIA SAN JUAN BAUTISTA DE MATHEU

El día de mañana, la Parroquia San Juan Bautista ubicada en la localidad de Matheu vuelve a abrir sus puertas a la comunidad con un sentido solidario, tal como ya lo ha hecho en oportunidades anteriores, en el marco de las distintas necesidades que la situación de pandemia ha despertado entre los miembros de la comunidad. 

En esta oportunidad, se aprovechará la celebración por el 7 de agosto, Día de San Cayetano, Patrono del pan y del trabajo, para organizar también un ropero comunitario al que se podrán acercar aquellos vecinos con necesidad de abrigo y vestimenta durante este invierno. 

La jornada será similar a la que se realizó tiempo atrás con gran éxito en la parroquia, solo que en esta oportunidad se colocará en la vereda un acrílico con la imagen del santo homenajeado, la cual será desinfectada por si la gente lo quiere tocar, aunque lo ideal sería que no lo hagan. Junto a él se dejará un cuaderno con intenciones y pan bendecido, una tradición característica de la parroquia. 

“La verdad que para nuestro país y para todos es una fiesta muy importante y creo que este año va a tener más importancia todavía; en primer lugar, porque no la vamos a poder celebrar como de costumbre hacemos, y sobre todo también por la necesidad de la gente”, describió el Padre Pablo, cura párroco, en entrevista con este medio. “Creo que muchos van a querer rezar, pedir y agradecer a San Cayetano, y por eso transformamos la fiesta que solemos hacer acorde a las necesidades y el tiempo que estamos atravesando. Va a ser un festejo un poco distinto, pero lo vamos a hacer igual”, aclaró.

Si el tiempo es favorable, la jornada comenzará a las 10.00 y se extenderá hasta las 15.00, pudiendo finalizar antes en caso de que se queden sin ropa para entregar. Antes de recibirlos, solicitan encarecidamente que recuerden portar barbijos o tapabocas, respetar la distancia y concurrir sin niños, ya que el ropero es solo para gente adulta. Ingresarán al predio de a tres personas y se podrán llevar un máximo de diez prendas cada uno. 

“En torno a esta fiesta de San Cayetano, nos parece bueno festejar de esta forma, ayudando a también a los más necesitados. Es bueno remarcar que hay que cuidarse, más allá de que tenemos barbijos preparados para dar, la idea es que ya todos tenemos que tener como parte de nuestra vida el barbijo, y aprovechamos para decirle a la gente que se cuide y que nos cuide también a los que estamos trabajando, a los que están ayudando, que lo a hacen ad honorem, ofreciendo su tiempo y dejando a su familia. Es una buena forma de cuidar el otro; no sólo me cuido, sino que cuido a los que me están ayudando. Por eso, con amor les decimos que se cuiden y que nos cuiden”, finalizó. 

El broche de oro de la jornada será a las 19.00, con la misa en vivo que se brindará por el Facebook Live de la parroquia, durante la cual pedirán por todos los trabajadores y el Padre Pablo realizará, como siempre, su bendición especial para las manos de los mismos, quienes seguirán atentos la transmisión desde sus hogares.