Resilientes y unidos, 24 años junto a ustedes

Como cada 8 de abril hacemos un resúmen de lo vivido en el año transcurrido y, generalmente, anunciamos lo que vendrá. Los cambios, los proyectos y nuestros avances los compartimos con todos ustedes, porque esa es la función por la que prioritariamente trabajamos: para ustedes.


El periodo comprendido entre el 8 de abril de 2020 y hoy fue devastador para muchos en el mundo, en el país, y Escobar no estuvo alejado de eso. Perdimos amigos, conocidos, y familiares. La pandemia nos afectó no sólo económicamente (como a todos), sino que además jugó en contra de nuestra esencia: recorrer los barrios como lo hacemos desde aquel 8 de abril de 1997 en que nuestro sueño se hizo realidad, sacar a la luz el primer y único medio gráfico, hasta hoy, con salida diaria en todo el distrito.

La palabra que nos identifica este año es RESILIENCIA. Si, hemos tenido la capacidad de superar la adversidad, como muchos de ustedes, pese a que la pandemia nos sorprendió y arrasó con gran parte de nuestro maravilloso equipo de colaboradores, en parte la cuarentena obligatoria y en parte la crisis económica por la que estamos atravesando producto de la misma.


Pero tuvimos la entereza de superar la adversidad y continuar trabajando UNIDOS, siguiendo el mismo precepto con el que fundamos El Diario de Escobar: estar junto a los vecinos para informarlos y acompañarlos.


Inmersos en la segunda ola del covid-19 no podemos hacer grandes revelaciones respecto a proyectos laborales, simplemente queremos renovar el compromiso de estar junto a la comunidad, contándoles lo que pasa y sirviéndoles de puente para que las nuevas restricciones no los alejen de lo que pasa en el orden local, provincial, nacional e internacional.


Somos un producto dirigido a los vecinos, que desde el origen creció gracias al aporte de vecinos y comerciantes con la compra de la edición impresa, confiando en que sus productos se publicitarían a través de este medio, o simplemente publicando pequeños avisos en nuestros clasificados. Todo ese apoyo nos hizo crecer, y todo ese apoyo nos hace resistir.

La adversidad es parte de la vida y la resiliencia es la inefable capacidad que le permite a las personas anteponerse a las distintas adversidades que se les presentan en la vida diaria. Más allá de dejarse vencer por el fracaso o las dificultades, las personas resilientes siempre encuentran una forma de “renacer desde las cenizas” y como la esperanza es lo único que no podemos perder nos consideramos RESILIENTES y deseamos que todos ustedes también lo sean, porque de este maldito virus salimos, principalmente, unidos y cuidándonos entre todos.


Esta característica nos permitirá continuar persiguiendo nuestras metas y avanzar paso a paso, nuevamente, cuando todo esto haya pasado.


De corazón les agradecemos todo lo que ustedes hacen por nosotros, tengan por sentado que seguiremos acompañándolos.


Hoy cumplimos 24 años y no estamos para festejos, pero luchemos para que los 25 lo podamos celebrar a lo grande.


Gracias a todos.


Diego E. Curutchague