Reconocimiento al jefe de Terapia Intensiva, Dr. Marcelo Ortiz

Encabezada por sus colegas, se realizó en el Hospital Erill de Escobar una mención especial a la labor que se encuentra llevando adelante el jefe de Terapia Intensiva del nosocomio, Dr. Marcelo Ortíz, junto a su equipo de trabajo, en el marco del Día del Trabajador.

Dicho reconocimiento, que también fue dedicado a su equipo de trabajo, se realizó en el marco de la primer alta de un paciente con coronavirus, que había estado en Terapia Intensiva.

“Nos metemos en una bolsa de virus cada vez que venimos a trabajar, pero el éxito de nuestra tarea está en el cuerpo a cuerpo, y finalmente eso es lo que nos va a dar el mejor resultado. No podemos mirar por detrás del vidrio, hay que estar ahí con ellos, porque esa es la manera de poder sacar más cantidad de gente. La decadencia en la salud no viene de ayer, viene desde hace mucho tiempo y esta situación desnuda muchas cosas que antes a lo mejor no se veían. Porque uno cuando ve al enemigo, se puede preparar con lo que tiene de diferentes formas, pero cuando no lo ve, no sabe por dónde va a venir y es muy difícil la batalla para cualquiera. Esa es la mejor definición de una enfermedad, y por eso grandes potencias se han visto colapsadas. Mi abuelo siempre decía, ‘hagamos de este país el país de los buenos’, y es una bandera que yo siempre he llevado adelante. Por eso, el reconocimiento es para todo el hospital”, fueron las palabras del Dr. Ortiz durante la ocasión.

El Dr. Ortíz destacó el esfuerzo de los trabajadores del Erill, haciendo hincapié en que “sin soldados no se gana ninguna guerra, por eso los tenemos que proteger mucho, y a mí me toca ese lugar”.

“No hay que perder el horizonte, no hay que pensar que la curva la tenemos aplanada. Hay que seguir para estar lo mejor parados”, completó.

Por su parte, el director ejecutivo del nosocomio, Dr. Gaspar Costa, expresó: “Creo que va a haber un antes y un después de todo esto, con respecto a la mirada hacia el médico o personal de salud. Están siendo muy golpeados y poco reconocidos. A partir de ahora la gente nos va a respetar un poco más, porque nosotros le ponemos el cuerpo, es único todo lo que hacemos. No es para aplaudir a las nueve de la noche, es para empezar a reconocernos, pagar los sueldos corresponden, dar trabajo digno como corresponde, en condiciones dignas. Son peleas que no hay que dar ahora, pero cuando pase todo esto, Dios quiera que haya un cambio. Los médicos estamos golpeados de toda la vida, pero a mí me parece que, por lo menos, en cuanto a la mirada de la sociedad hacia el personal de salud, habrá un antes y un después de todo esto”. Junto a él se encontraban el Lic. Nicolás Del Mármol y el Dr. Maximiliano Varone.