Quienes adeuden cuotas no podrán realizar distintos trámites

REGISTRO DE DEUDORES ALIMENTARIOS MOROSOS

El proyecto del concejal Diego Castagnaro fue aprobado por mayoría en la última Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante de Escobar.

El pasado viernes, en la labor legislativa llevada a cabo en el Teatro Seminari, la iniciativa del edil del monobloque Radicales en Cambiemos – Acción Comunal Escobar contó con el voto afirmativo de 17 de sus miembros, mientras no acompañó la misma el bloque de Juntos por el cambio, con la totalidad de sus 6 concejales.

A partir de la puesta en marcha de esta nueva ordenanza municipal, quienes deban realizar algunos trámites y actos administrativos tendrán que presentar un “Certificado de Libre Deuda Alimentaria”. La consulta en todos los casos se hará al Registro de Deudores Alimentarios Morosos, dependiente del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Cabe recordar que, al Registro de Deudores Alimentarios Morosos se incorporan, mediante orden judicial, aquellas personas que adeuden tres cuotas alimentarias consecutivas o cinco alternadas, y su obligación alimentaria resulte de sentencia judicial o de convenio homologado.

El artículo 2 de la Ordenanza detalla: “El Certificado de Libre Deuda Alimentaria se solicitará en el marco de los siguientes trámites: a) obtención de habilitaciones comerciales y/o industriales; b) obtención de permisos de espectáculos; c) la obtención de concesiones para la explotación comercial o la prestación de servicios; d) transferencias de fondos de comercio; e) tramitación de licencia de conducir; y f) la obtención de permiso o autorización de rifas. El Certificado de Libre Deuda Alimentaria se requerirá tanto para trámites iniciados por personas humanas como para los trámites que inicien personas jurídicas, en cuyo caso, el certificado se solicitará a nombre de los socios gerentes –en el caso de sociedades de responsabilidad limitada- o de los directores –para el caso de sociedades anónimas”.

En el proyecto aprobado consta que, teniendo en cuenta las consecuencias que trae aparejada la inscripción de una persona en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos –y sin perjuicio ello de las acciones penales que correspondan por el delito de violación de los deberes de asistencia familiar (tipificado e incorporado al Código Penal por Ley  13.944)-, dicho registro constituye una herramienta de protección para aquellos que pese a tener reconocido judicialmente su derecho alimentario, se ven imposibilitados de recibirlo.

Entre los considerandos del escrito menciona además que: “en consonancia con lo expuesto, resulta conveniente que aquellas personas que se encuentren inscriptas en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos, no puedan ingresar a la administración pública municipal como agentes o funcionarios, en cualquiera de sus áreas, o en otros organismos públicos cuando su sueldo lo abone el Estado Municipal.