Preocupación por el estado la terminal de ómnibus

Por Nicolás Morán

Pasaron apenas dos años de la inauguración de la renovada terminal de ómnibus Antonio Spadaccini, la cual comenzó a funcionar a finales del 2018 con un diseño adaptado a los tiempos que corren y con nuevas unidades de transporte dotadas de alta tecnología.

Sin embargo, esa imagen que presentó, en estos días parecía ser de abandono. En esa términal de Spadaccini y Rivadavia que fue el gran orgullo de los escobarenses, a simple vista puede verse la cantidad de basura y desperdicios que se fueron acumulando en estos días.

A pesar de las hermosas luces y los carteles de las lineas que se mantienen como nuevos, tanto en los andenes como en las dársenas, la suciedad se hizo presente en grandes cantidades.

En las redes sociales, espacio de descargo de la gran mayoría de las personas, se pueden apreciar varios comentarios en los que se quejan por esta suciedad y culpan al municipio por no limpiar.

¿Son correctos estos reclamos de la comunidad? La términal de ómnibus presenta una gran cantidad de cestos de basura que son vaciados diariamente, pero aun así parece que los mismos no están presentes, ya que hay gente que por tratar de “embocar” o por no acercarse a los cestos, la basura cubre todo el suelo.

Puede ser que haga falta un accionar de limpieza, pero creo que también es necesario que cada uno de nosotros, como sociedad, pensemos en nuestros espacios escobarenses y lo cuidemos como se debe. Los espacios limpios requieren de un trabajo en conjunto. Merecemos una ciudad limpia.