Pedido de elevación a juicio de un resonante caso de Garín

TRES HOMBRES, UNA MUJER Y UN EX POLICÍA

A finales de la semana pasada, el fiscal Dr. Claudio Andrés Aundjian, junto a su equipo de trabajo y la Secretaría a cargo del Dr. Julián María Nogueira, presentó la requisitoria de citación a juicio de uno de los casos más ruidosos del presente año, debido a la participación de un policía como integrante de la banda delictiva.

A finales del mes de febrero último, cuatro delincuentes fueron arrestados cuando intentaban fugarse tras asaltar una céntrica vivienda de la localidad de Garín. El quinto implicado era un hombre de la bonaerense. 

Por el hecho se encuentran detenidos:  Ramón Ángel Claudino, Roberto David Melgarejo, Diego Adrián García, Pablo Alejandro Chávez y Luciana Aluminé Cejas, quien se encuentra excarcelada extraordinariamente. Chávez era entonces policía bonaerense y prestaba servicio en el Partido de Escobar. 

Consultado el Fiscal Claudio Aundjian, señaló: “Fue una causa bastante compleja, pero he de destacar que el personal policial actuó muy rápidamente y se reunieron gran cantidad de evidencias, ya en nuestra sede se analizaron equipos de telefonía celular, se tomaron declaraciones testimoniales y los autores fueron aprehendidos casi inmediatamente de ocurrido el hecho. Se ha concluido la investigación y he presentado la requisitoria de elevación a juicio al Juez de Garantías Dr. Luciano Marino”.

Cabe recordar que el hecho fue sumamente violento y que la propietaria de la vivienda fue golpeada dentro del lugar, lográndose sustraerle una importante cantidad de dinero. Al momento de huir los dos masculinos y la femenina lo hicieron por los techos de las viviendas lindantes. La mujer luego fue encontrada en la vía pública herida, tirada en la calle y rápidamente fue identificada. En tanto, móviles policiales que realizaban tareas habituales de patrullaje fueron alertados por el sistema de emergencias 911, llegaron al lugar y montaron un operativo cerrojo. A tres cuadras, en la intersección de las calles 2 de Abril y Lamberti, los delincuentes fueron detenidos y el auto en el que se fugaban, de propiedad de la mujer integrante de la banda, fue secuestrado. La evidencia relevante fue un celular que estaba tirado en el piso, el que fue fundamental para detectar que la banda tenía apoyatura en un efectivo policial.

Finalmente, la madrugada del hecho culminó con la aprehensión del numerario en cercanías de su domicilio, por efectivos de la DDI Departamental que habían sido convocados para profundizar la investigación.

“La mujer, consorte de causa de las personas que están detenidas, al huir se cae de un paredón que había trepado, y se quiebra la cintura. Queda tendida en el piso y cuando la intercepta el personal policial, ella da una serie de datos. Minutos más tarde, se logra la aprehensión del resto de las personas que habían participado en el hecho. Sumado a ese celular que se encuentra, se determina la participación de un hombre de la repartición policial. Era un mensaje en código en que, justamente, la dirección que se daba correspondía con el domicilio que fue damnificado. Es una conversación entre este personal policial y otra persona en la que lo invita a participar de ese “partido de fútbol”– agregó Aundjian, preguntado sobre el hecho.

Cuando a pocas horas del hecho, y gracias a una excelente tarea de inteligencia, se llevó a cabo un allanamiento en una vivienda de la localidad de Villa Rosa, la policía detuvo a Pablo Alejandro Chávez, policía, que era miembro de la banda.