Operativos saturación tras el incremento de ilícitos en Doña Justa

INGENIERO MASCHWITZ

Personal policial se encuentra abocado a nuevas tareas de interceptación e identificación de personas a raíz del aumento de la cantidad de denuncias y hechos delictivos en esa zona de Ingeniero Maschwitz. Este medio tuvo acceso a algunos testimonios de vecinos que en los últimos días fueron víctimas de distintos robos en su propiedad privada. 

En las últimas horas se dictó una orden de servicio para un nuevo operativo saturación que beneficia a los barrios Los Piojos y Doña Justa de Ingeniero Maschwitz. Las distintas acciones tendientes a prevenir los ilícitos en la zona comenzaron el miércoles y se prolongarán hasta el próximo martes, desarrollándose siempre en horario nocturno, de 19.00 a 22.00 en puntos estratégicos y de forma dinámica y estática, a cargo de la Comisaría Escobar 2ª con asiento en la ciudad. 

Fuentes policiales explicaron que dichas medidas fueron adoptadas “a raíz de haberse incrementado levemente los ilícitos en el ámbito de la jurisdicción de Ingeniero Maschwitz y a los fines de obtener mayor presencia policial en barrios, y desalentar todo tipo de actividad delictual”, con especial interés en el robo y hurto automotor, y asaltos bajo la modalidad de “motochorro”.

Durante el operativo, los efectivos procederán a realizar controles con el fin de prevenir y disuadir cualquier tipo de actividad ilícita y/o contravencional, a cargo del comisario de Maschwitz Guillermo Pacheco, y bajo la supervisión del jefe de la Estación Policial de Escobar, Comisario Inspector Rubén Marcell. Se encuentran afectados al mismo el jefe del GTO de Escobar 2ª, junto con un móvil de la dependencia, móvil de Policía Local de Escobar y móvil de Prevención Comunitaria de la Secretaría de Seguridad de Escobar, junto con sus efectivos. 

Algunos ilícitos sufridos por vecinos

Este medio tuvo acceso a algunas de las denuncias policiales radicadas en la comisaría por vecinos que fueron víctimas de distintos ilícitos en su propiedad privada en los últimos días, incluyendo el robo de una motocicleta. En los mismos se registraron mayormente faltantes de rodados, herramientas y electrodomésticos, además de daños en las viviendas. 

Por ejemplo, sobre calle Charrúa al 1100, en intersección con Aconquija, vecinos dieron aviso al propietario informando que habían notado movimientos extraños y personas que no conocían frente a la casa, y que probablemente habían ingresado en su vivienda. Efectivamente, a su llegada comprobó que habían irrumpido forzando dos ventanas y se habían llevado electrodomésticos, máquinas de mantenimiento de parque, herramientas, máquinas de limpieza e incluso el DVR de las cámaras se seguridad, calculando pérdidas por un valor de más de $ 50.000.

A su vez, en la calle Ricardo Gutiérrez al 400, entre Charrúas y Calchaquíes, ingresaron en casa de una vecina en horas de la madrugada, en momentos en que la víctima se encontraba descansando. A la mañana siguiente notó el portón de la propiedad entreabierto, cuyo pasador de seguridad había sido forzado, aunque no se registraron faltantes en el domicilio. 

Finalmente, en Echeverría al 800, entre las 22.30 y las 23.00, ingresaron a robar en la vivienda en momentos en que la familia, un matrimonio y sus dos hijas, se encontraban en el interior. Irrumpieron por la parte trasera, cortando el alambrado perimetral, y violentaron la puerta de hierro con una palanca. Luego de la huida de los malhechores, se constató el faltante de varias pertenencias como una caja con herramientas, una bicicleta marca Zenith, modelo SLR 350 blanca y roja, y una desmalezadora marca Stihl.