Nueva movilización hasta la Municipalidad

INMINENTE DESALOJO EN ESCOBAR

A partir 09.30 horas de ayer, jueves, nuevamente se reunieron a las puertas de la Municipalidad de Escobar alrededor de 20 personas, quienes resisten el desalojo del campo ubicado en el límite del barrio Stone y San Luis.

El objetivo de la movilización fue ser atendidos por las autoridades locales y conformar una mesa de negociación que evite el desalojo ya ordenado por la justicia local para el próximo día martes.

Efectivamente fueron atendidos una vez más por el secretario general del municipio, Carlos Alberto “Beto” Ramil, quien les explicó la falta de injerencia que tiene el gobierno local en estos temas jurídicos, pero les aseguró quedar abierto al dialogo toda vez que ellos lo requieran y su apoyo para que no se vulneren sus derechos al momento de un desalojo de manera pacífica, tal cual lo viene garantizando el propio Gobernador Kicillof en las expulsiones que se llevaron a cabo en la provincia hasta el momento.

Tras la reunión, mientras algunos señalaron la intención de acercarse hasta el Juzgado de Garantías, donde el día anterior presentaron un escrito pidiendo la suspensión del desalojo, al igual que una nota enviada a la Defensoria del Pueblo de la Provincia, otros aseguraron que el plan de lucha continúa y sugirieron trasladarse a la ciudad de la Plata en micros. Esta posibilidad no fue confirmada. Dias atrás varios de estos usurpadores cortaron Panamericana y quemaron gomas en señal de protesta.

Cabe señalar que la situación de estas tierras, anteriormente pertenecientes a la familia Capello y que tras la sucesión fueron compradas y comercializadas por Nueva Maschwitz SRL  data desde hace más de un año atrás. Entonces, tras la ocupación, de manera inmediata se judicializó el tema y esta semana se determinó el inmediato desalojo de los terrenos ocupados y la restitución del bien, objeto del delito, a sus verdaderos propietarios.

Vale recordar que, oportunamente se realizó una especie de censo en el lugar, donde se comprobó distintas situaciones dentro del predio. En algunos casos se trataba de familias que ante el cese de un alquiler por falta de posibilidades de pago decidieron ocupar las tierras, otros habrían sido víctimas de ventas irregulares, otros son efectivos compradores y a ellos se les respetará su potestad y existen casos de individuos que tomaron varios terrenos y luego los vendían. Por lo que este matutino pudo conocer ha existido una permanente circulación de personas dentro de estos terrenos por lo cual la mayoría de quienes ocuparon el campo hace más de un año atrás ya no se encuentran en el lugar.

Uno de los puntos más complicados de este campo es la punta sur (Cabral y calle General Paz). En el lugar que correspondería a una plaza pública, como remanente en este tipo de loteos, existe la ocupación de un importante número de viviendas precarias que ni siquiera contemplan las dimensiones reales de un terreno.