Nueva jornada de olla popular para los vecinos de Garín

Tal como habían prometido la semana anterior, el sábado los referentes de los clubes volvieron a poner manos a la obra para contribuir con quienes están atravesando su peor momento, en lo que fue la segunda entrega de la olla popular en la cancha de Estudiantes.

Ya lo había anticipado este matutino en una edición anterior: frente a la crisis económica y alimenticia que generó la pandemia, la Unión de Clubes de Barrio se organizó y se comprometió a llevar adelante ollas populares para dar de comer a los vecinos al menos una vez a la semana en distintos puntos del distrito.

Luego del puntapié inicial el 23 de mayo anterior, el sábado pasado no fue la excepción y montaron nuevamente la cocina comunitaria en inmediaciones de la sede del Club Estudiantes, ubicada en Andes y Centenario de Garín. Allí estuvo otra vez su vicepresidente, Marcelo Blanco, junto a Rodrigo Pedrozo del Club Flamengo, también de Garín, quienes dialogaron con este medio acerca de cómo lograron producir nuevamente una tanda de platos de comida para alimentar a unas 40 familias: más de 200 porciones.

La más reciente jornada se puso en marcha pasadas las 19.00 del sábado y contó con la presencia de representantes de algunos clubes, y el apoyo de otros tantos que no pudieron concurrir porque se encontraban llevando adelante la misma tarea solidaria en otros barrios del distrito. En esta oportunidad, y gracias a la colaboración de distintas áreas de la Municipalidad de Escobar, se pudo preparar un abundante guiso de arroz.

“Sabemos que ninguno de nosotros está en su mejor momento, pero que lamentablemente hay gente que la está pasando muchísimo peor, y creo que les viene bien a las familias con un grupo grande la tranquilidad de llegar a casa y saber que es un plato más de comida que van a tener en la mesa hoy”, estableció Rodrigo Pedrozo a este medio.

Un total de ocho personas prestaron esta vez su colaboración para hacerlo posible. Dos de ellos se encontraban también el sábado pasado. Agradecieron por todo lo brindado a la Secretaría de Abordaje Territorial, al secretario de Gobierno Javier Rehl, al intendente Ariel Sujarchuk y a “Beto” Ramil. Además de la Municipalidad de Escobar, el agradecimiento por la contribución fue también para los padres del club, panaderías y almacenes del barrio. “Gracias a todos ellos, porque están siempre comunicándose para ver qué es lo que necesitamos. Entre todos vamos a salir adelante, gracias a todos los que conforman la Unión de Clubes de Barrio, porque sin ellos tampoco se podría hacer esto”, cerró Marcelo Blanco.

Cabe señalar que el cronograma de ollas populares continuará en el radio de acción de los distintos clubes, los cuales se irán turnando semana a semana para llevar adelante esta tarea solidaria y llegar a más puntos del distrito de Escobar.