No a toda violencia machista y por razones de género

DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LAS VIOLENCIAS

En el Día Internacional de la Eliminación de las Violencias, desde la Municipalidad de Escobar se convoca a la sociedad a reflexionar sobre la importancia y la urgencia de construir un futuro libre de violencia.

Así, a través de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad del Municipio, se realiza un Ciclo de Charlas en el cual todos y todas pueden sumarse siguiendo las transmisiones en vivo o mediante el link de Zoom.

Las charlas comenzaron a partir de las 18 horas de ayer, con el primer encuentro de “Prevención de la Violencia y el Acoso Laboral”, a cargo de Claudio San Juan, miembro de la “Red Euro-Latinoamericana de Análisis sobre Trabajo y Sindicalismo”.

En el día de hoy, a partir de las 15 horas, se desarrollarán jornadas de información y concientización en todas las localidades del partido de Escobar.

En tanto, mañana a las 17 horas, se llevará a cabo una entrevista a Ariel Sánchez, director de promoción de Masculinidades para la Igualdad del Ministerio de las Mujeres.

Por último, el viernes 27 de noviembre, también a las 17 horas, se realizará un encuentro de “Abordaje de situaciones de alto riesgo y casos críticos”, por Agostina Balastegui, directora de Intervención en Situaciones de Altos Riesgos y Casos Críticos de la Subsecretaría de Políticas contra las violencias por Razones de Género y del Ministerio de las mujeres, políticas de género y diversidad sexual de la provincia de Buenos Aires.

Así, el desde el municipio se sigue trabajando en consolidar una gestión que trabaja para erradicar todo tipo de violencia machista, y sigue desplegando políticas con perspectivas de género que fomentan la igualdad y paridad, con el objetivo de que cada niña, mujer y cuerpo feminizado pueda alcanzar el ejercicio pleno de sus derechos y tener una vida digna.

Sobre el día de Eliminación de las Violencias

La Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

Los efectos psicológicos adversos de la violencia contra las mujeres y niñas, al igual que las consecuencias negativas para su salud sexual y reproductiva, afectan a las mujeres en toda etapa de sus vidas. Por ejemplo, las desventajas tempranas en materia de educación no solo constituyen el obstáculo principal para alcanzar la escolarización universal y hace cumplir el derecho a la educación de las niñas, luego también le restringe el acceso a la educación superior a la mujer y limita sus oportunidades de empleo.

Aunque todas las mujeres, en todas partes del mundo, pueden sufrir violencia de género, algunas mujeres y niñas son particularmente vulnerables, ejemplo de ellas son las niñas y las mujeres más mayores, las mujeres que se identifican como lesbianas, bisexuales, transgénero o intersex, las migrantes y refugiadas, las de pueblos indígenas o minorías étnicas, o mujeres y niñas que viven con el VIH y discapacidades, y aquellas en crisis humanitarias.

La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas. Lo que es más, la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de no dejar que nadie se quede atrás, no podrá cumplirse sin primero poner fin a la violencia contra mujeres y niñas.