Nació Alfa, la cría de una yegua rescatada de maltrato

En condiciones dignas y con los cuidados necesarios, llegó al mundo Alfa, la cría de una yegua víctima de maltrato y explotación animal, liberada de ese entorno meses atrás por personal del municipio.

Con inmensa alegría personal de la Granja Benito recibió la noticia del nacimiento de Alfa, la cría de una yegua que sufrió años de explotación animal y que, gracias al trabajo articulado de esta institución, el Subcomando de la Policía Rural y la Secretaría Contravencional, dio a luz a un potrillo libre de crueldad y con todos los cuidados correspondientes. A diferencia de su madre, que fue víctima de maltratos, Alfa podrá crecer libre y feliz en un entorno natural.

Ya son 16 los equinos rescatados en este tipo de operativos, que buscan librar a los animales del maltrato y reubicarlos en lugares donde puedan crecer en condiciones dignas y recibir atención veterinaria. Ella fue rescatada el pasado 7 de agosto y reubicada en octubre en un nuevo hogar.

Felicitaciones a todo el equipo de la Granja Educativa Don Benito por su inmenso trabajo. Este tipo de noticias son una caricia al alma y nos alienta a profundizar nuestra labor para erradicar la explotación y el maltrato animal en todo el partido de Escobar.

Cuando denunciar maltrato animal

El maltrato animal es un delito, y quien lo comete puede ser sancionado con prisión de 15 días a un año. Si bien, la pena suena irrisoria comparada con los daños que llegan a causar en los animales castigados, existe una ley que regula estos hechos. Es la 14346.

Un animal recibe maltrato cuando:

  • No se lo alimenta adecuadamente en la cantidad y en la calidad.
  • Se lo hace trabajar durante horas sin los descansos correspondientes.
  • No está en estado de trabajar y se lo obliga.
  • Se los golpea con elementos que causan dolor, como un látigo.
  • Se los obliga a tirar carros que sobrepasan sus fuerzas.
  • Se les suministra drogas sin fines terapéuticos.

La comisarías tienen la obligación de tomar estas denuncias. También podés hacerlo, llamando al 911. No alcanza con denunciar el hecho en organizaciones proteccionistas de animales solamente. Protegerlos de situaciones crueles, es una responsabilidad de todos.