Monotributistas: momento de confusión

La recategorización que vencía el 20 de enero, pasó al 31; pero siguen las quejas y dudas de contribuyentes y contadores.

Por Guillermo LoCane

(@contadorlocane)

Antes del próximo 20 de enero debían hacer la recategorización anual -supuestamente con la tabla corregida como marca la ley-, pero, este año el monto de las distintas categorías no se actualizará, por lo tanto, la tabla es la misma que la del año anterior. Tampoco entrará en vigencia el Nuevo Monotributo, cuyo tratamiento está demorado en el Congreso. Este bache entre una tabla que no se actualiza y una ley que no entra en vigencia, generó un innecesario suspenso, que tuvo en ascuas a contribuyentes y contadores hasta último momento. Recién ahora, AFIP dejó trascender que habrá tiempo hasta el 31 de enero para cumplir esa obligación con la vieja tabla, y que una vez que entre en vigencia la nueva ley “todo perjuicio se solucionará”.

CONSECUENCIA: muchos contribuyentes por el simple efecto de inflación en sus facturaciones, deberán recategorizarse “para arriba” y empezar a pagar más, o directamente salir del sistema.

LLOVIDO SOBRE MOJADO: Termina un año económico para el olvido, y empieza otro con grandes incógnitas. Es que el propio Gobierno dijo en diciembre que “algo hay que hacer” y presentó un proyecto de ley para una especie de NUEVO MONOTRIBUTO. Pero se demoró su tratamiento y llegó el plazo para recategorizarse con el viejo régimen. Toda una improvisación administrativa. Y peor aún, no hay certeza de que el nuevo Régimen se vaya a tratar en el corto plazo. En el Gobierno remarcan que lo positivo del proyecto de ley viene a resolver el problema del “puente” entre un régimen y otro. Pero la ley todavía no está. Incertidumbre al por mayor.

PAGAR MÁS: Pero, además, por, la inacción de AFIP, por ejemplo, en el caso de los contribuyentes de la categoría K, el salto en la escala implica directamente pasar al temido Régimen General (pagando IVA, Ganancias y Autónomos), que puede costar hasta cinco o seis veces más. Un comerciante de la escala H que aumentó su facturación anual solo un 20% (menos que la inflación) podría también salirse del régimen, dejar de pagar $94.637 al año y pasar a pagar arriba de $942.100.

UN PROBLEMA ENCIMA DE OTROS PROBLEMAS: El mayor perjuicio en la recategorización es para el que deba pasarse al Régimen General, porque pasa a pagar mucho más y por tres años no puede volver al monotributo. También sufrirán aquello que, aun permaneciendo, suban de categoría, porque por un tiempo largo pagarán “de más”. Todo un problema en medio de tantos otros problemas.

COLEGIOS DE CONTADORES DE TODO EL PAÍS: Frente a las demoras en tratar el proyecto de un nuevo MONOTRIBUTO, presentado días atrás en el Congreso, han pedido que se suspenda la recategorización semestral de enero 2021, hasta tanto se apruebe la ley con las modificaciones previstas.