Mariana Rascioni denuncia al boliche “La Casita” por ruidos molestos

Mariana Rascioni es vecina de Escobar. Vive en casa lindera a dos boliches bailables del distrito. “El Dique” y La Casita”. El primero de ellos actualmente clausurado. Pero el segundo funciona con normalidad de jueves a domingos.

La mujer contó a FM Líder que este establecimiento abre desde las 23 horas hasta las 7 am. En ese rango horario, Mariana “no puede más” con el alto volumen de la música.

Asegura tener los parlantes “apuntando” para el lado de su vivienda.
“Poseo tres hijos, uno con discapacidad que sufre mucho con los ruidos fuertes. Se sobresalta, se angustia.”

“Llamé en varias oportunidades a autoridades municipales y policías locales. Hice denuncias. Y nada. Nadie hace nada con esta gente”.

La vecina, que reside justo detrás del boliche “La Casita”, explicó que esta problemática lleva ya tres años. “No podemos más”. “En mi casa no se puede descansar”, enfatizó.

Tiempo atrás, con dueños anteriores de la disco, pudo entablar un diálogo y llegaron a un acuerdo con el tema de los sonidos. Pero desde que cambiaron los propietarios, nunca se hablar personalmente.

La entrevistada manifestó que uno de los actuales dueños sería “Pablo Ramos” y que “por eso, no le dan bola”.

La Defensoría del Pueblo tomó la denuncia de la vecina, también lo hizo Atención al Vecino. No obstante, la situación sigue igual, sin cambio alguno.

“Necesito solucionar de una vez por todas este tema. Mi hijo discapacitado está cada vez más asustado y no podemos seguir viviendo de esta manera. Pido una solución”, concluyó.