María Fernanda Raverta fue designada como titular de ANSeS tras el alejamiento de Vanoli

(NA) – Luego del alejamiento de Alejandro Vanoli, la dirigente kirchnerista María Fernanda Raverta fue designada hoy como nueva directora ejecutiva de la ANSES, en momentos en que el organismo tiene un rol clave en la asistencia del Gobierno a las empresas para el pago de sueldos a trabajadores.

La flamante funcionaria nacional se desempeñaba como ministra de Desarrollo de la Comunidad en el Gabinete del gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Licenciada en Servicios Sociales de la Universidad de Mar del Plata, Raverta tendrá a su cargo la responsabilidad de otorgarle el perfil “dinámico y cercano a la gente” a la Anses que reclama el presidente Alberto Fernández.

La marplatense fue puesta en funciones al frente del organismo durante una reunión que mantuvo con el jefe de Estado en la Quinta de Olivos en la mañana de este jueves. “Recibí en Olivos a la nueva directora ejecutiva de la ANSES. En el marco de la pandemia, el organismo tiene una función clave a la hora de brindar asistencia económica a los sectores más vulnerables. Confío en su capacidad para afrontar ese enorme trabajo”, sostuvo Alberto Fernández en un mensaje difundido en sus redes sociales.

Además de seguir llevando adelante el tradicional pago de jubilaciones y pensiones, la flamante titular de la ANSES deberá continuar con la participación del organismo en los programas de asistencia a empresas para el pago de sueldos, en medio de la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Raverta sucede a Alejandro Vanoli, quien se había alejado del cargo el pasado miércoles luego de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, le solicitara la renuncia. Fuentes de la Casa Rosada habían explicado a NA que la salida del ex presidente del Banco Central tuvo que ver con que el Gobierno busca una ANSES “dinámica y cercana a la gente”. Además, Vanoli había quedado en el ojo de la tormenta luego de lo sucedido el viernes en que salieron grandes cantidades de jubilados a cobrar sus haberes en plena cuarentena general, además de “los lugares que el Estado debe defender en los directorios de las empresas privadas” en las que aún permanecen representantes designados durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri.