Manos que Ayudan busca ampliar su merendero

Se trata de un proyecto en el que construirían una cocina nueva y un centro de contención para los infantes.

El merendero Manos que Ayudan de Garín, nació en el medio de la pandemia por coronavirus y, hasta el día de hoy trabaja incansablemente para ayudar a las familias que lo necesitan.

En este sentido, desde la entidad buscan ampliar ese trabajo solidario más allá de la olla popular. “Estamos en proyecto de hacer la cocina afuera de mi casa, porque ahora cocinamos en la galería. Ya nos donaron parte del techo, tirantes y chapas, y estamos viendo si podemos conseguir ventanas y puertas”, nos contó Antonio Ibazetta, director de Manos que ayudan.

“En futuro, la idea es que quede la cocina ahí con un centro de contención para los chicos, es decir, una ‘mini escuelita’ de carpintería rústica y herrería”, agregó.

Por su parte, Silvia Fontán, compañera de Antonio, sostuvo que de esta manera Manos que Ayudan abarca “no solo la cocina, sino también la parte social y anímica”.

“Comenzamos en pandemia y no paramos nunca. Tratamos de estar al pie del cañón en todo lo que podemos para ayudar a la gente. Gracias a Dios seguimos de pie”, añadió.

Sobre el merendero

En ediciones anteriores de este matutino, Antonio explicó que anteriormente trabajaban en otro merendero, pero ya para el mes de agosto del 2020 comenzaron a atender desde su casa.

La olla popular, que incluye almuerzo y merienda, se realiza los días martes y jueves de 11.30 a 13.00 .en la casa de Antonio, ubicada en la calle Brasil al 119, en la ciudad de Garín.

Hoy en día, según nos contó Antonio, el merendero atiende “un total de 35 familias, lo que hace un total de entre 90 y 120 raciones de comida por día”.