Lucía, de 13 años, restauró la virgen de la plazoleta

CIUDAD DE MATHEU

Fue un gesto voluntario y de cariño a su ciudad, que logró con el apoyo de su familia.

Todo comenzó cuando su mamá, Laila, salió a hacer las compras por la ciudad de Matheu, donde residen, y notó que la imagen de la virgen de la plazoleta ubicada frente la estación se encontraba muy deteriorada y en estado de descuido. “Estaba destruida, con la pintura descascarada, y automáticamente la llamé a mi hija que le gusta hacer pintura, y así salió la idea”, narró la vecina, en entrevista con este medio.

Había que realizarle una restauración urgente y Lucía, de 13 años, se cargó la labor al hombro. Lo primero que hizo fue quitarle la pintura, luego le rellenó los huecos y la lijó, porque tenía capa tras capa de pintura, según describió. “No podíamos pintarla sino, porque iba a quedar mal, y tuvimos que hacer todas estas cosas”, explicó, al tiempo que aclaró que la pintura no es su ‘hobby’ principal, sino una de las tantas actividades que le gusta practicar. La lista incluye tocar instrumentos y hacer deportes.

Después de cuatro o cinco días de arduo trabajo, y tras pasar por lija, yeso, acrílico y barniz, la virgen de la Medalla Milagrosa fue devuelta a su lugar, especificando que en esta oportunidad se respetaron sus colores originales para poder repintarla. Una vez ubicada, la mamá de Lucía y Marcela, propietaria de un comercio en Matheu que siempre se acercaba a cuidarla, le colocaron flores en el altar.

En medio de toda la buena intención se produjo un equívoco: se olvidaron de avisar a los vecinos que se la llevaban para arreglarla y después devolverla. “No me percaté de poner un papel como que me la había llevado, y después vi una publicación en el Facebook Ciudad de Matheu en la que un señor avisaba que posiblemente se la habían robado”, contó Laila al respecto, aunque la confusión fue subsanada rápidamente: le dejaron un cartelito que avisaba que la virgen en restauración “se había ido a un spa”.

“La Medalla Milagrosa lleva muchísimos años aquí; estaba pintada en celeste y blanco, que no son sus colores, por eso buscamos la verdadera imagen por internet y así se restauró, como es la verdadera imagen de la Medalla Milagrosa”, finalizó.