Los perros rastreadores de Escobar buscan a un femicida

Raquel Peralta, integrante del K9 de la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Escobar, dialogó con FM Líder  y explicó el trabajo que realizan los canes para dar con el presunto homicida de María Esperanza Fernández (43).

La división de Canes K9 se encuentra en el lugar desde el día lunes. Bruno, Max y Hugo mantuvieron un rastrillaje por una amplia zona y su adiestradora Raquel Peralta explicó: “Los perros están buscando el rastro de Roberto Ramón Romero, quien se encuentra prófugo y es el único sospechoso por el femicidio. Primeramente lo buscamos por un campo muy grande. Sabemos que está allí. Encontramos pistas, huellas de este hombre, porque el sujeto se fue en bicicleta y las huellas nos llevaron a ese descampado. Allí empezamos a hacer el rastrillaje con la colaboración de los perros de la unidad de Santa Fe”.

Raquel mencionó el día martes, para FM Líder, que continuaban la búsqueda con la participación de Bruno, ya que está dentro del protocolo de tiempo de trabajo de este perro rastreador  y se sumaban otras divisiones de canes, con el propósito de dar con el sospechoso.“También se suma otro guía de la escuadra canina, Javier Curra”, explicó y amplió: “Vamos a seguir rastrillando porque este hombre anda a pie por momentos y otras veces en bicicleta. El lunes encontramos indicios  de que estuvo en un determinado lugar, pasando la noche del domingo, había prendas y restos de comida. El rastro que marcó Bruno nos llevó en medio de un naranjal. Se hicieron las 12 de la noche y cortamos la búsqueda porque no conocemos la zona pero hoy continuamos”.

Según la adiestradora local del K9, “los vecinos refirieron que desconocían situaciones de violencia anteriores, pero que en la oportunidad se dio una fuerte discusión tras una presunta relación de Romero con una hijastra”.

Cabe destacar que la fiscal Virginia Rojas expresó en entrevista periodística: “La situación de fuga nos da todos los indicios sobre la culpabilidad del hombre”y describió el caso como “femicidio calificado por alevosía y otros agravantes”

Si bien no existen denuncias previas contra Romero por violencia de género o intrafamiliar, la situación de fuga, junto a una carta que el sospechoso dejó en el lugar, son indicios suficientes para sostener la culpabilidad del hombre.