Ley Micaela: continúan capacitando a trabajadores municipales

Una jornada se realizó recientemente, de la que participaron más de 160 empleados y empleadas, en cumplimiento con la iniciativa nacional a la que adhirió a nivel local a través de una ordenanza el municipio de Escobar. Durante la capacitación se trataron temas de género y violencia contra las mujeres.

 

A cargo de la Dirección de Políticas de Género de Escobar, recientemente se dio el puntapié inicial para los talleres de capacitación de empleados municipales en torno a la denominada Ley Micaela, los cuales continuarán también durante el mes de febrero y a lo largo de todo el año.

En esta oportunidad se vieron beneficiados más de 160 trabajadores y trabajadoras del Municipio que se encuentran en proceso de concurso de recategorización. La formación seguirá el mismo curso hasta concluir con la etapa de sensibilización, que incluye a todas y todos los funcionarios y empleados municipales.

Cabe recordar que, tras su aprobación en el Congreso Nacional, y contando con el acompañamiento de la diputada Laura Russo, la Municipalidad de Escobar, junto con otras provincias y municipios, adhirió a la Ley Micaela el pasado mes de marzo de 2019, cuando el Concejo Deliberante dio aprobación unanimidad a la ordenanza inspirada en dicha ley nacional, por impulso de concejalas del bloque oficialista.

Acerca de la ley de Capacitación Obligatoria en Género Nº 27.499

Aprobada en diciembre de 2018, conocida como Ley Micaela, promueve en todo el país la capacitación obligatoria en perspectiva de género y violencia contra las mujeres, y está dirigida a funcionarios y trabajadores que integran los tres poderes del Estado Nacional. Surgió a partir del femicidio de la joven de 21 años Micaela García, crimen perpetrado por Sebastián Wagner, un hombre con antecedentes penales por violación, quien había sido liberado por un juez y un equipo de trabajo que, según se consideró al momento de redactar la normativa, actuó sin perspectiva de género y adoptó medidas que no resguardaron la integridad de las víctimas de dicho caso, ni de las mujeres en general.