La vuelta a clases: el tema que es prioridad de la agenda nacional

En conversación con Laura Valla, la Jefa de Inspección de educación del partido de Escobar hizo un resumen de cómo llevarán a cabo los exámenes de febrero en función de los protocolos vigentes, y cómo preparan la infraestructura edilicia para el inicio de las clases, previsto en pocas semanas.

“Estuvimos con mucho trabajo, no se ha interrumpido desde el mes de enero. Estamos trabajando fuertemente con el consejo escolar que es el que se encarga de los establecimientos y los gremios en el comité mixto distrital junto a la secretaria de asuntos docente y el CIE porque es necesario preparar las condiciones para que el regreso sea seguro”, explicó Valla.
Existe una resolución del 2020 que establece cuáles son las condiciones en que debe estar un edificio y cómo se deben organizar las actividades para poder llevar adelante en este marco de contingencia sanitaria.

“Nosotros el 17 de febrero arrancamos. En realidad ya se comenzó a trabajar el 1 de febrero. Pero hoy y mañana todos los establecimientos están desarrollando sus jornadas institucionales. Allí se evalúa la situación de avance de cada una de las refacciones en principio. Y a su vez se prepara el periodo de intensificación en nivel primario y secundario con todos los chicos que no pudieron cumplir con todas las actividades en el 2020” detalló.

Desde el 17 de febrero hasta el 30 de marzo se van a estar desarrollando las actividades de fortalecimiento con sus docentes. En tanto que los estudiantes que terminan la secundaria pueden continuar haciendo este refuerzo hasta el 30 de abril.
“Se apuesta fuertemente a recuperar todo lo que no se pudo hacer en el 2020, continuar lo que hicimos en ATR de los estudiantes de profesorado que se acercaron a los domicilios a trabajar con los chicos y del verano ATR para continuar trabajando los contenidos”, aseveró.

La gran duda de los chicos e incluso de los padres tiene que ver con la presencialidad o la cursada virtual en esta primera etapa del periodo de fortalecimiento. Al respecto Valla dijo: “como estamos ante una contingencia sanitaria y el primer criterio para la organización es el cuidado de todos, estudiantes, docentes, auxiliares, familiares, va a haber actividades que se van a poder hacer en manera presencial; y otras que se van a continuar en forma virtual. En cuanto a esto, los grupos de chicos no pueden exceder de 10 o 15, de acuerdo a las dimensiones del aula. Además, tienen que estar a más de 1.5mts de distancia entre uno y otro. Entonces si las aulas estaban ocupadas por el periodo de intensificación quizás alguna escuela organice sus exámenes en forma virtual”.

“No se pueden generar actividades con aglomeración de personas. Así que cada escuela esta preparando su plan, en el marco de este protocolo que elaboraron en el ministerio de trabajo, de salud y el ministerio de educación de la provincia de Buenos Aires y que aprobó el ministerio de Educación de la Nación, porque esto es lo que nos da la pauta de lo que podemos y lo que no”.

Por un regreso seguro

Cada establecimiento posee una realidad edilicia distinta. Hay algunos que son muy grandes y tienen muchas aulas de grandes dimensiones. Y hay otros que son chiquitos, antiguos y tienen aulas chicas. “nosotros tenemos que organizarnos dentro del protocolo. Así que el 1° de marzo se inician las clases presenciales en el nivel inicial y en el nivel primario y el 8 de marzo se inician las clases en el nivel secundario. Pero no vamos a estar como antes de la contingencia sanitaria que estábamos todos presentes, la bandera de ceremonia, cantábamos el himno y con toda la familia adentro de la escuela”.

Según el relato de Valla, se manejarán distintos días y horarios para cada grupo. En el caso de colegios que posee mucho espacio, realizarán varios grupos; si tienen poco espacio, pocos grupos. “La cantidad máxima dependerá de las dimensiones y con la comprensión de las familias que hasta que no se termine esta contingencia sanitaria va a ser un trabajo arduo, complejo y necesita de la colaboración y el compromiso de todos”, comentó.

Existen dos condiciones necesarias para el regreso a clases sea seguro, según Valla. Una es por la que están trabajando desde 2020, que es la condición de cada establecimiento y cada edificio. La otra tiene que ver con la vacunación en las etapas que el Ministerio de Salud vaya estableciendo. Primero el personal de salud, después los adultos mayores y pacientes de riesgo y docentes auxiliares.

Escobar tiene una población de más de 260.000 personas para alcanzar la inmunidad como comunidad en Escobar, en Bs As, en Argentina y en el mundo, necesitamos que el 70% este vacunado. No por riesgo propio sino por cuidado de toda la comunidad. Necesitamos que 197.000 de Escobar estén registradas para vacunarse así que convoco a todos para que se anoten. “Necesitamos de la solidaridad de todos porque uno no se vacuna por uno solo, se vacuna por toda la gente que tiene alrededor.”

A la espera de un protocolo específico para las escuelas especiales y de adultos

Valla explicó que Escobar, posee unos 700 estudiantes en situación de discapacidad de los cuales aproximadamente 200 están en las escuelas especiales, el resto en nivel inicial, primario y secundario, están con una inclusión y para las sedes de las escuelas especiales ya nos avisaron que se iba a remitir un protocolo especifico que debe estar evaluándose y junto con los ministerios de Trabajo y de Salud para brindar pautas específicas.
En el caso de las escuelas para adultos sucede lo mismo. Es un tema complejo y estamos esperando novedades. Por el momento, se va avanzando en las propuestas institucionales, evaluando edificios, viendo cómo se organizan, mientras se aguardan las novedades.