La visita más esperada de todos los niños

En vísperas de Navidad, la entidad Hijos del Sol contó con un invitado muy especial: Papá Noel, quien estuvo sacándose fotos con los chicos y escuchando sus pedidos.

El fin de semana, El Diario de Escobar estuvo en la entidad Hijos del Sol del barrio San Miguel de Ingeniero Maschwitz, la cual es presidida por Osvaldo Corsaro, donde hubo una visita muy especial para todos los niños. 

“Estamos tratando de darle una mejora al barrio, a la gente. Esto es netamente social lo que hacemos nosotros. Seguimos con Papá Noel y también tratando de dar una alegría; sabemos que hay muchos papás que la están pasando complicada con esto de la pandemia y queríamos no pasar por alto de darle un regalo a cada niño y que puedan tener su Navidad con su regalito”, destacó Osvaldo.

Además de él, la entidad Hijos del Sol está conformada por su esposa Julieta, su hija Lucía y los vecinos Verónica, Ricardo, Bety, Mariano y muchos más. Sin embargo, no son los únicos que trabajan en el lugar, ya que también ayudan personas de San Martín y de otras localidades que son amigos de Osvaldo que se comprometieron con la entidad y que solidarizan con la misma.

De este modo, y en este marco de vísperas de Navidad, en Hijos del Sol prepararon alrededor de 200 regalos para los chicos y realizaron aproximadamente 10 sorteos navideños. “Nosotros lo que queremos es que lo que se hace sea en grado de excelencia”, manifestó Osvaldo. Por eso mismo, días anteriores llevaron a cabo la entrega de 35 panes dulces artesanales, sidras y turrones “para que todos puedan tener algo en la mesa” en estas fiestas.

Facebook: Entidad los Hijos del Sol. Instagram: @loshijos.delsol “Siempre estamos abiertos a todo aquel que quiera colaborar o dar una mano. No sólo trabajamos acá, sino que estamos ayudando a unas 30 familias en Tigre, en la isla, otras familias en Zárate; estamos tratando de expandirnos adonde halla una necesidad”.

Por su parte, Papá Noel tomó la palabra y comentó: “Estamos preparados después de una larga noche porque con mis duendes tuvimos que trabajar mucho” y agregó que ante tantos pedidos de los niños “hay stock de producción, a veces cuesta. Los chicos quieren cada vez un regalo más importante como consolas de juegos. Pero hay que tratar de hacer el esfuerzo de un año muy duro para todos, hay que cuidarse, hay que seguir tratando de estar sanos para pasar este año tan duro”

Por último, concluyó con un mensaje para todos los de la entidad: “Que sigan así con este esfuerzo, con las esperanzas que ponen ellos día a día, con todo lo que hacen que es maravilloso y bendecirlos. Que sigan con esta gran ilusión y que siempre vamos a estar acá para colaborar con todos ellos”.