La Madre de Itatí volvió a la Parroquia San Expedito

Fue aportada por Bomberos Voluntarios de Corrientes y entronizada en horas de la madrugada del pasado martes en el templo católico de la localidad de Garín.

“Gracias a Dios llegó nuestra Señora de Itatí a la Parroquia San Expedito de Garín” celebró Monseñor Adrián Guedes, luego de la ceremonia de entronización que se realizó durante las primeras horas del día martes, y destacó a su vez que el regreso de la imagen se produjo gracias a una donación que fue gentileza del Oficial José Lugo, de los Bomberos Voluntarios de Corrientes.

“Antes de llegar a esta casa religiosa salió bendecida por los sacerdotes y autoridades eclesiásticas del santuario de Itatí, así que estamos muy contentos por la bienvenida de nuestra Madre del Cielo”, describió Monseñor, en entrevista con este medio.

Cabe recordar que, hace casi un año atrás, a través de las páginas de este mismo matutino se denunciaba el hurto de esta y otras figuras religiosas como la Virgen de Caacupé, que tenía cabellos naturales y había sido obsequiada por la Colectividad Paraguaya, Nuestra Señora de Urkupiña y Nuestra Señora de La Paz.

“Lamentablemente hay personas que se dedican a este menester, a robar cosas sagradas, que para los cristianos católicos de nuestra parroquia son muy importantes, porque hacen justamente nuestra fe, nuestra cura del alma. Estábamos muy dolidos porque no sabíamos el destino que iban a tener estas imágenes nuestras, muy nuestras, pero la virgencita ya está con nosotros nuevamente”, apreció al respecto. Fue así como, en horas de la madrugada y sin público, se realizó la entronización de Nuestra Madre de Itatí, con la presencia del camarógrafo y los dos sacerdotes, el párroco y el arzobispo.

Respecto a la actualidad de la parroquia, Monseñor refirió además que “la gente está respetando muchísimo las medidas. La iglesia no hace servicios religiosos dentro del templo, que está abierto para todo el que necesite ir, pero manteniendo la bioseguridad. La excepción son las urgencias religiosas que las realizan sacerdotes que están justamente designados para eso, que tienen la línea directa y se los convoca específicamente”, ilustró.

“Un abrazo a todos y que Dios nos proteja muy especialmente en estos tiempos tan difíciles que nos toca vivir a todos los argentinos, y muy especialmente a los garinenses y a los escobarenses”, finalizó.