La familia Scaldaferro donó en préstamo una carpa al Hospital Erill

Las autoridades decidieron utilizarla para la primera atención de todo paciente febril.

El nosocomio local se esta preparando en caso de una posible aparición de casos de Covid-19 en el distrito y, mientras se organizan y disponen recursos, una buena noticia llegó de parte del comercio Roymar, de la familia Scaldaferro: realizaron una donación en préstamo de una carpa de 8×8 metros para que el hospital la utilice ante las necesidades de la emergencia sanitaria.

La familia quiso realizar esta donación como agradecimiento por el notable esfuerzo realizado por el personal de salud del Hospital Enrique Erill en el año 2016, cuando intentaron salvar la vida de su hijo Martín Scaldaferro luego de haber sido apuñalado por delincuentes en la zona del pulmón. El caso del joven de 16 años, alumno del Santa María, había conmocionado a todo Escobar. Hoy la familia eligió una manera de devolver al hospital todo lo brindado en ese momento.

Nicolás Del Marmol, uno de los directores asociados del nosocomio, en diálogo con Grupo El Diario recalcó el gesto, dio su agradecimiento, y explicó a la comunidad para qué será destinado: “La idea nuestra es que todo paciente que sea febril, con un probable caso o no, se pueda atender primero fuera del hospital para no mezclar la guardia normal con estos casos. Por eso se armó una cabina de triage que está afuera, la cual era una ex oficina de Anses. Se esta armando esta carpa para una zona de espera para las personas que vengan por este tipo de consultas”.

Las personas serán atendidas por personal del hospital, y en la labor de desinfección colaborará Bomberos Voluntarios de Escobar. Del Marmol dijo: “Se puso a disposición el Comandante General Victor Ponce, y también va a estar la gente de la escuela de enfermería. Todos van a estar equipados como corresponde para tomar las medidas necesarias”. Además, al lado de lo descripto, habrá un módulo de conteineres sanitarios que hasta el momento se están gestionando, en donde se planea que se van a hacer algunas consultas y la evaluación de estos pacientes.

Otro detalle que dio Nicolás Del Marmol fue que por la Avenida Tapia de Cruz se puso el tráiler sanitario de la Secretaría de Salud. El mismo será destinado para hacer algunos consultorios externos. “Nosotros creemos que hay ciertos turnos que no se pueden suspender, a pesar de las indicaciones del ministerio de cancelar todo lo programado. Este es el caso de las pacientes embarazadas, que tienen que seguir siendo evaluadas, algunos pacientes traumatológicos, y algunos pacientes diabéticos”, dijo Del Marmol.

De esta manera, las autoridades del Hospital Enrique Erill, los doctores, doctoras, enfermeras y enfermeros, organizan el sistema para que en caso de que se necesite, haya una atención ordenada y con los mayores recursos que puedan estar disponibles. Y en esta labor en conjunto, también aparece el rol de la comunidad,  como lo fue el caso de la familia Scaldaferro, atenta y dispuesta para brindar su ayuda.