La Defensoría del Pueblo de Escobar participó del Observatorio Electoral de Bolivia

ELECCIONES EN BARRIO LAMBERTUCHI

Se llevó a cabo en las inmediaciones de la Feria del barrio Lambertuchi. Hubo 10 mesas con 220 electores empadronados y votó alrededor del 65% del padrón.
El pasado domingo 18 de octubre, se llevaron a cabo las elecciones de Bolivia en nuestro país y, en Escobar, tuvieron lugar en la sede de la Feria del barrio Lambertuchi. En el municipio, realizar las actividades electorales en este lugar trajo aparejado un mejor desarrollo del comicio.
Sobre esto, FM Líder entabló un diálogo con Rocío Fernández, defensora del pueblo de Escobar, quien destacó que el Observatorio Electoral de Defensorías del Pueblo de la República Argentina, acreditado ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, tuvo como objetivo “observar el inicio, desarrollo y escrutinio del comicio, atendiendo no solo a la legislación electoral y que se garantice el derecho fundamental del acceso al voto, sino también, el estricto cumplimiento a las normas de bioseguridad en el contexto de COVID”.
En este sentido, agregó “somos una misión reconocida en el tribunal supremo electoral que espera de nosotros una observancia en el desarrollo en si del comicio, en la garantía constitucional del derecho del voto, pero fundamentalmente saber si les sumó la observancia del cumplimiento de los funcionarios, de los delegados como así de los electores, de las normas de bioseguridad no solamente que había establecido el órgano electoral boliviano, sino y principalmente observar también las normas que había establecido el Ministerio de Salud de la Nación”.
Además, por la capacidad de la feria, las dimensiones y las instalaciones el desarrollo del comicio también fue muy bueno. Fundamentalmente en lo que se refiere a los protocolos de bioseguridad porque el espacio físico lo permitió.
Autorizada por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, la Defensora del Pueblo de Escobar se encuentra a cargo de observar el desarrollo de las elecciones en el Partido de Escobar, y la coordinación de los municipios de la provincia de Buenos Aires, y del resto de las Provincias y ciudades del país, en el carácter de Secretaria General de ADPRA.
Así, la Dra. Fernández enfatizó que las defensorías “deben convertirse en una institución que se constituya en verdadera y legítima garantía del cumplimiento irrestricto de estas conquistas de nuestros pueblos, en pleno ejercicio de la democracia”.
En ese sentido, se desplegó una cobertura en el territorio nacional donde se habían establecido centros de votación. “Las elecciones se desarrollan en nuestro país y cada gobernador autoriza el desarrollo o no en su territorio. La provincia de Buenos Aires si lo autorizó y delegó en las autoridades locales justamente el desarrollo, en términos de la organización y el acceso de las personas; y sobre todo también el sostenimiento sobre algún tipo de conflictiva, como fue el caso de un auto que se incendió y hubo que intervenir con matafuegos. Razón por la cual estuvo presente el personal de Tránsito, de Prevención Comunitaria, personal en general municipal que colaboraba en este vallado de accesibilidad”, destacó Fernández.
Con respecto a el desarrollo de la actividad electoral, la Defensora del Pueblo manifestó que la comunidad boliviana mantiene un sistema de empadronado biométrico similar al de Argentina, con la diferencia que ellos en la planilla dejan su registro a través de la huella digital. En Escobar, hubo un promedio de 10 mesas con 220 electores empadronados y votó alrededor del 65% del padrón, una constante que se pudo observar en general en todo el país. Este porcentaje no es alto para Bolivia, “es un poco más bajo a los bolivianos que suelen presentarse a votar”, según indicó la Dra. Fernández.