La Casita de Mario cumple un año

Este jueves el espacio de atención integral y de residencia transitoria para niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración de derechos, que precisan de un contexto de convivencia alternativo a su familia de origen, cumplió su primer añito de vida.

Inaugurada por la Municipalidad, sobre calle Del Cármen y Juan XXIII, del barrio Stone, de Belén de Escobar, su creación surgió ante la imposibilidad de alojar a niños y niñas en el distrito, y evitar que sean trasladados en otros espacios fuera del municipio, alejándolos de sus familias.

“Nuestro compromiso con la comunidad debemos demostrarlo con gestos, ejemplos y conciencia social. Y en el partido de Escobar se desarrollan acciones que elevan nuestra calidad humana como distrito y nos consolidan en la construcción colectiva de una sociedad más justa e inclusiva”, destacó el intendente Ariel Sujarchuk.

Cabe recordar que el proyecto fue impulsado por la diputada nacional Laura Russo, quien aquel 4 de junio de 2019 celebraba junto al jefe comunal el traslado del hogar a un predio propio, ya que funcionaba en un predio provisorio. Pero a partir del proyecto y de la cesión de los terrenos que realizó Laura Russo, se construyó un nuevo edificio para que los niños y niñas puedan establecerse y contar con casa propia. Cuenta con seis dormitorios, un comedor, una cocina, cuatro baños completos y uno adaptado, lavadero, sala de estudio y oficina administrativa. Además, tiene un espacio semicubierto, un parque con juegos recreativos y un sector amplio para realizar distintas actividades al aire libre.

Actualmente, la Casita de Mario continúa recibiendo y trabajando con un equipo interdisciplinario compuesto por psicólogos, trabajadoras sociales, psicólogos sociales, operadores sociales, voluntarios y voluntarias que garantizan la protección integral de los derechos de los chicos y brindan clases de inglés, matemática, práctica del lenguaje, historia y talleres adicionales como cocina y música, entre otros.