La Asociación Italiana de Garín con vistas al inicio del ciclo

La entidad permanece en la calle 2 de Abril 250, para recibir a todos los interesados.

“Este año cumplimos 22 años desde aquellos primeros días en los que nos reuníamos en el Rotary Club. Nos prestaban las instalaciones para poder impulsar esta quimera, esta locura que hoy es una realidad”, expresó Eduardo Tropeano, presidente de la Asociación Italiana de Garín y socio fundador. Recordando un poco el pasado, no pierde de vista el presente, y en diálogo con Grupo El Diario mencionó todas las actividades que tiene en vista la asociación.

Las reuniones tuvieron inicio el miércoles, y la próxima será 15 días después, para arrancar el año. Para este 2019 se esperan talleres en conjunto con la escuela de la Provincia de Buenos Aires que depende del Ministerio de Trabajo. Allí se enseña con títulos oficiales, como portugués, costura, porcelana fría, entre otras cosas. Asimismo, se dan clases de taekwondo, folklore y más danzas.

Algunos vecinos de Garín ya esperan las típicas cenas y encuentros de amigos. Para abril se piensa con ansias la 6ta Fiesta de las Pizzas, con fecha a confirmar, para lo cual están buscando un número artístico importante. Después vendrá la cena de aniversario alrededor del 7 de junio, día de aniversario de la entidad. “Eso es un almuerzo de canelones, es un evento tradicional, que se hará con números artísticos”, dijo Tropeano. Más adelante en el tiempo, la entidad dará lugar a una tangueada, y por último la cena de fin de año. Para todas estas fiestas se utiliza el salón de eventos de la entidad, en donde se juntan entre 160 y 180 personas.

Por último, otra información que dio el presidente fue que se está lanzando un bono contribución por dos pasajes a Italia, para conocer o regresar al lugar anhelado por los ciudadanos descendientes de esa cultura. Cabe recordar que todos los detalles y novedades sobre esta institución se pueden conocer en el Facebook Asociación Italiana de Garín.

El rol que cumple este lugar lo resumió Eduardo Tropeano en estas sentidas palabras: “Parte de mi vida la entregué  a los italianos, a mis padres, a mis abuelos, que vinieron acá a forjar su vida y a forjar este maravilloso país”.