Kicillof anunció un plan de ayuda a las clínicas privadas

Será a través de IOMA, la obra social de los empleados públicos bonaerenses. Se va a otorgar un 7 por ciento de aumento en todas las prácticas y honorarios- lo que representa una inversión total de 45 millones de pesos- se van a crear módulos específicos para Covid y se habilitará una inversión de 400 millones de pesos mensuales para sostener sueldos y gastos del sector privado.

Mientras continúan las denuncias de pacientes por la falta de prestaciones de las clínicas privadas de Escobar, el Gobernador de la provincia de Buenos Aires anunció un programa de sustentabilidad económica destinado al sector privado para lo cual el Instituto Obra Médica Asistencial destinará 400 millones de pesos por mes a clínicas y sanatorios. 

Desde el gobierno explicaron que la medida tiene como objetivo garantizar el funcionamiento de las clínicas “ante la abrupta disminución de actividades prestacionales en el marco de la pandemia por el Covid-19 y sostener más de 190 establecimientos y 1500 camas”. Sin embargo, pacientes de Escobar afiliados a IOMA aseguraron que prestaciones como tomografías, eco dopler, estudio por imágenes y otros, no se vienen realizando, por ejemplo, en la Clínica Fátima, desde antes de iniciada la pandemia. Esta situación fue reconocida por los propios empleados del lugar. 

La semana anterior, María, vecina de Belén de Escobar, y beneficiaria del PAMI, denunciaba en FM Líder: “La Fátima me informó que no estaban realizando esos estudios desde hacía meses, incluso desde antes de la pandemia. Me dijeron que para poder realizarlo en la UDP de Garín tenía que firmar una nota donde yo renunciaba a hacérmelo allí y elegía realizarlo en otro lugar.  Esa no fue mi decisión, era una decisión de ellos. El PAMI está al tanto de estas maniobras y sin embargo no le quita las prestaciones.”

En los últimos días, Kicillof, en una conferencia junto al ministro de Salud Daniel Gollán y el presidente del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) Homero Giles, señaló: “No podemos permitir que las clínicas empiecen a fundirse y cerrarse en un momento donde necesitamos más camas”.  

En tanto el presidente de IOMA aseguraba: “Hubo una disminución importante de prestaciones tales como estudios de imagen, diagnóstico y consultas ambulatorias, entre otras cuestiones. Esto le imposibilita al sector poder hacer frente al sostenimiento de insumos; de los gastos edilicios, servicios mensuales y pagar salarios de las y los trabajadores”, los vecinos volvieron a denunciar que dichas prestaciones, estudios o consultas, no se realizan no por falta de pacientes, o porque no se acerquen al lugar, sino porque las propias clínicas se niegan a realizarlos. “Obviamente, se trata de una maniobra de los dueños de estas clínicas privadas” – dijeron.

La iniciativa de las autoridades provinciales se trata de una recomposición del 7 %, sobre el 35 % que cerró el sector a fin del año pasado. La suba al nomenclador provincial del segundo nivel de atención, Convenio IOMA-FECLIBA-ACLIBA que percibirán las clínicas a partir de los próximos días, representan 45 millones de pesos adicionales por mes.