Juez se negó a desalojar terreno usurpado porque tiene el pasto crecido

INSÓLITO

Unas 30 personas se asentaron ilegalmente en un lote de casi 6 hectáreas y mientras el fiscal Aundjian pidió expulsar a los ocupantes, el juez Luciano Marino se negó.

Mientras el gobierno nacional admitió que “hay un aprovechamiento de mafias que venden terrenos ocupados” y el ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, aseguró: “El que pone un pie en un terreno que tiene dueño, va preso”, el juez de Garantías Nº3 de Escobar, Luciano Marino decidió no hacer lugar al pedido de desalojo solicitado por el fiscal Aundjian al entender que la toma de un terreno de 6 hectáreas no fue clandestina ya que el predio se encontraba “sin ningún tipo de cerramiento ni de límite para impedir el paso de los ocupantes y que el estado de abandono se produjo por la inactividad de sus titulares para su correcta preservación”.

SegúnFernando Chique,uno de los damnificados por la toma del terreno, desde el 21 de agosto cuando fue ocupado ilegalmente, expresó: “El juez no dio lugar al desalojo basándose en un testigo, que es un preventor municipal, que dijo que el terreno tiene pastizales altos y que por tal motivo mostraba cierto abandono”.

Se trata de un lote de casi 6 hectáreas situado en la esquina de Las Heras y San Lorenzo. Los ocupantes, 14 mayores y 12 menores de edad, ingresaron ese día por la noche por la calle San Lorenzo, que es de tierra y poco transitable, haciendo un surco entre la vegetación con machetes. Ubicaron carpas en una parte no visible, y empezaron a levantar casillas.

Fuentes judiciales informaron a la prensa que la causa se inició en laUFI N° 5 de la doctora Laura Basualdo y luego a cargo del fiscal Claudio Aundjian, quien ordenó varios relevos en la zona.El primer mostró caminos internos y dos ranchos en el centro del predio, con al menos diez menores, lo que llevó a darle intervención a la Asesoría de Incapaces.

Según Chique, hijo de la real propietaria del predio el reiterado robo de los alambrados perimetrales, dejaron crecer los pastos y la vegetación como una suerte de cerco natural. El hombre aseguró que los ocupantes empezaron a lotear el terreno y a venderlo por las redes sociales. “Tenemos capturas de Facebook donde piden 1 millón de pesos, dicen que ofrecen financiación y que tienen los papeles en regla”.

Tras un intento de mediación penal entre dueños y ocupantes que no tuvo resultados favorables, el fiscal Aundjian pidió el desalojo, al entender que existía una usurpación basada en la clandestinidad establecida en el Código Penal. Sin embargo, el titular del Juzgado de Garantíasculpó a los reales dueños por la falta de mantenimiento al lugar. “Dijo que estas personas entraron a la vista de los vecinos y que el terreno no estaba siendo visitado por los dueños ni dándole ningún uso” – aportó Chique y agregó: “Eso no es verdad, porque mi mamá vive a 5 cuadras, pasa todos los días por ahí y los vecinos saben que tiene dueño. Además, al ser una zona rural, todos los terrenos están en las mismas condiciones”.

Cabe destacar que el terreno se encuentra inscripto a nombre de Néstor Chique y María Ramos. Si bien Néstor falleció en el mes de febrero la heredera es su esposa e hijos. El proceso de sucesión esta iniciado y la familia asegura que todos los impuestos están al día.

En tanto, el fiscal Aundjian apeló la decisión de Marino y ahora deberá resolver la sala única de la Cámara de Casación local.