Informan que no hay riesgo de que el fuego llegue a zonas pobladas

INCENDIO EN EL DELTA

Así lo dieron a conocer las autoridades de la Municipalidad de Escobar. Todo comenzó alrededor de las 19.00 del domingo, cuando se recibió el llamado de alerta por el inicio de un incendio de pastizales en la zona de islas.

Rápidamente comenzó el trabajo conjunto entre de Bomberos Voluntarios de Escobar, Defensa Civil y Prefectura Naval, quienes determinaron que las llamas estaban focalizadas en una zona de imposible acceso, sobre el canal Arias, a la altura del arroyo Leber, entre Dique Luján, el Paraná de las Palmas y el barrio privado Puertos. Se trata de un sector donde no hay población, en una jurisdicción compartida con San Fernando.

“Hubo un principio de incendio que se fue extendiendo y extendiendo por el canal Arias, a la altura del kilómetro 1600, aproximadamente. Como para ubicarnos geográficamente, sería entre Dique Luján, en línea recta por el área, y el Paraná de Las Palmas triangulándolo a la altura del puerto. Son aproximadamente dos kilómetros”, explicó el director de Defensa Civil, Alfredo Merlo, quien se entrevistó con este matutino luego de la ardua jornada.

A las 11.00 del lunes partió una dotación que integra la brigada forestal, a cargo del Comandante Víctor Parsons, a efectos de evaluar si era posible la extinción del incendio de grandes magnitudes y analizar el peligro existente para los isleños. “La columna de humo se ve desde varios puntos del conurbano. Es un lugar que no está habitado, no hay riesgo a terceros, no hay ningún tipo de casa lindera, solamente la parte de la fauna habitual del lugar. Sí está molestando el humo, depende la dirección del viento, porque está cambiando”, describió Merlo.

Junto con la Prefectura Naval Argentina se navegó durante horas para tratar de llegar con embarcaciones rápidas, pero el bajo nivel de agua impidió el traslado. Concluyeron que el foco se ubica a varios kilómetros de la población isleña, es imposible acceder al lugar y por el momento no representa peligro alguno. Sin perjuicio de ello, se seguirá monitoreando su evolución junto con la autoridad marítima.

“Intentamos ir por varios puntos como para poder acceder y fue totalmente imposible. El lugar más próximo que nos queda de las costas es a cuatro kilómetros aproximadamente; obviamente es totalmente inaccesible”, resumió, aportando que son 40 minutos de navegación hacia esa zona, depende del lado por el que se ingrese.

Paralelamente, debido al difícil acceso, se realizó una navegación por los distintos canales y se utilizó el dron (VANT), perteneciente al área, para tener un mayor panorama desde tierra del siniestro.

Ante estas circunstancias, de manera articulada con sus pares de la provincia de Buenos Aires, personal de Defensa Civil de Escobar gestiona la llegada de aviones hidrantes para combatir por aire el fuego en toda la zona.

“Lo está manejando la Provincia, conjuntamente con Bomberos de Escobar, para evaluar la posibilidad que de que haya algún hidroavión, de acuerdo con el riesgo que se está presentando. El día de mañana vamos a estar haciendo un relevamiento de acuerdo con la dirección del viento. Conjuntamente con Bomberos de Escobar se va a evaluar un nuevo protocolo, en el caso de que vaya avanzando hacia el lado de Escobar, para saber si realmente es necesario mover los hidroaviones, de acuerdo con el riesgo para la población, pero, insisto, no hay riesgo para los habitantes porque no hay en esa zona”.

Durante la jornada, por parte de Defensa Civil actuaron seis componentes, más la embarcación de Prefectura y Bomberos Voluntarios, con una dotación de ocho personas.