Impuesto a los Bienes Personales: Se pagará más

Por: Guillermo LoCane

Finalmente, no hubo modificaciones en los mínimos no imponibles ni en las escalas del impuesto, y eso hará que más personas paguen y que paguen más los que ya pagan.

Quedan alcanzados los patrimonios por encima de los $2 millones. Sin cambios en los mínimos y en las escalas, entran más contribuyentes a pagar solo por el efecto de la inflación: Es indudable que más contribuyentes serán alcanzados por este impuesto el próximo año. Los bienes que se toman en cuenta son los declarados al 31 de diciembre de 2020. Con una inflación estimada para el año 2020 que supera el 35%, la falta de actualización provocará que más personas deban hacer frente al pago de este impuesto, con el agravante de que las tasas aplicables se encuentran en los máximos históricos.

Pero más allá del mínimo a partir del cual se comienza a tributar, tampoco hubo cambios en las alícuotas. La Ley 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sancionada a finales de 2019 incrementó el impuesto sobre los Bienes Personales y delegó en el Poder Ejecutivo Nacional hasta el 31 de diciembre de 2020, la facultad de fijar alícuotas diferenciales superiores para gravar los bienes situados en el exterior, y de disminuirla, en caso de verificarse la repatriación. Pero no hubo cambios. Las alícuotas que se mantendrán van desde 0,70% hasta 2,25%.
Vivienda familiar exenta: Desde 2019, los inmuebles destinados a vivienda familia (casa-habitación) no están alcanzados por el impuesto cuando la valuación del inmueble, resulte igual o inferior a $18 millones. Esa cifra tampoco fue modificada.

Bienes Alcanzados: Entre los bienes alcanzados por el impuesto, se encuentran inmuebles en el país y el exterior, depósitos en instituciones bancarias del exterior, naves y aeronaves, automotores, títulos, acciones, cuotas o participaciones sociales y derechos de propiedad, entre otros. En tanto, están excluidos títulos y bonos emitidos por la Nación, las provincias, las municipalidades y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los depósitos en pesos y dólares a plazo fijo y en caja de ahorro.

Bienes en el exterior: Los que tienen bienes fuera del país y quieren evitar la alícuota incrementada deberán volver a realizar una repatriación del 5% de los fondos, tal como sucedió el año pasado. Sin embargo, la repatriación debe volver a hacerse sobre el patrimonio que se tenga en el exterior al 31 de diciembre de 2020, que no incluye el 5% que ya se haya repatriado respecto de 2019.

Tasas del gravamen: Esas tasas van de 0,5% a 1,25% para los bienes en la Argentina y de 0,70% a 2,25% para los bienes en el exterior. Nunca el impuesto estuvo tan alto, y si tenemos en cuenta el impuesto a la riqueza, llegamos a un récord absoluto de impuestos sobre el patrimonio, incluso a nivel internacional.