IEASA adjudicó 24 buques de GNL para la terminal de Escobar

Darío Martínez, secretario de Energía, destacó que se obtuvo un precio inferior al que se venía analizando en el mercado internacional. El total de la licitación alcanzó los US$ 330 millones.

La noticia de la remoción del buque regasificador del puerto de Escobar tuvo amplia difusión en las últimas semanas. El día viernes la Secretaría de Energía informó que la Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA) adquirió, para Escobar, 24 nuevos buques de gas natural licuado para el consumo invernal. El precio promedio ofertado fue cercano a los US$ 6,5 por millón de BTU (MMBTU). Y el total de la licitación alcanzó los US$ 330 millones.

En la licitación participaron 14 empresas que ofertaron por los 24 buques del llamado, que tendrán por finalidad completar la demanda prioritaria de invierno. Entre las empresas que ofertaron: BP obtuvo 15 cargamentos, Gunvor 5 cargamentos, Total 2, mientras Trafigura y Naturgy uno cada una, completando los 24 barcos.

El Secretario de Energía, Darío Martínez expresó que “estamos muy satisfechos con esta licitación en la que participaron empresas de GNL de primer nivel, y hemos obtenido un precio que superó nuestras expectativas ya que es inferior al que se venía analizando en el mercado internacional”.

Cabe destacar que el 16 de octubre de 2020, el buque regasificador de Escobar había sido clausurado. En ese momento se ordenaron pericias para determinar un eventual daño, que estarían a cargo del perito Ing. Fernando Massaro, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.  

La medida era esperada por el Gobierno, en un escenario en que la caída de la producción de gas pone el foco en la necesidad de volver a importar gas licuado de petróleo, tal vez durante el invierno, la época del año de mayor demanda. 

A partir de 2008 Argentina se vio obligada a importar GNL, localizando las operaciones primero en un barco regasificador en el puerto de Bahía Blanca y a partir de 2011 con otro barco en la terminal portuaria de Escobar. 

En octubre de 2018 el entonces presidente Mauricio Macri “despidió” al barco de Bahía Blanca, pero el de Escobar quedó amarrado en el muelle.

Lo cierto es que, en enero de este año el Juzgado Federal de Campana, a cargo de  Adrián González Charvay, levantó la clausura que pesaba sobre la terminal portuaria para regasificar gas natural licuado (GNL) en la localidad bonaerense de Escobar. 

En el mismo acto dejó sin efecto también la restricción que pesaba sobre “los movimientos de arribo y salidas de buques metaneros para operar en la zona del entuerto”, indicó el juez con referencia a la causa nro. FSM 75001619/2011 caratulada “N.N. s/ averiguación de delito”, en la que la Justicia actuó en forma cautelar para determinar si la terminal contaba con los recaudos necesarios para garantizar la seguridad de la población.

Hoy, el buque ya no está porque fue removido. ¿Será que por fin se aplicó la clausura por más que esta había sido levantada o será que llegará un reemplazo con esta nueva adquisición?