Hurtaron el San Benito y ya es el sexto robo que sufre la iglesia

PARROQUIA SAN EXPEDITO DE GARÍN

Más malas noticias para el templo garinense dedicado al santo patrono de las causas urgentes. En los últimos días se registró el faltante de otra imagen más, en esta oportunidad la de San Benito Abad, una de las figuras más grandes y pesadas con las que cuentan, por lo que este reciente robo no deja de despertar interrogantes entre la comunidad religiosa.

El hurto se produjo unos días antes de la festividad de San Benito de Abad, que se celebra el 11 de julio. El sábado anterior, entre las 16.00 y las 20.00 alguien ingresó en la Parroquia San Expedito de Garín y se llevó su imagen, aparentemente sin ser visto por ninguna persona ni captado por cámaras de seguridad aledañas.

“Estamos muy dolidos”, expresó al respecto Monseñor Adrián Guedes, al ser consultado por este medio sobre el robo. “Es increíble, porque es una estatua que pesa más de 15 kg, es grande, ni siquiera es mediana, por eso nos sorprende mucho la mala intención y el por qué robarse las estatuas de una iglesia. El párroco ya concurrió a la Policía y ahora sí queremos saber de qué se trata, porque no puede ser que durante este año nos hayan robado seis imágenes”, dijo, en referencia a las otras sustracciones sufridas, frente a las cuales se había decidido no insistirle a las autoridades para no sumar más a su quehacer en una época en la que se lo necesita más que nunca. Sin embargo, en esta oportunidad decidieron proceder de manera distinta. 

“Se radicó la denuncia en la Comisaría 3ª de Garín, otra vez más. Como todo el mundo sabe la iglesia permanece abierta las 24 horas para que la gente pueda estar con la distancia prudente y pueda ir a la iglesia y encontrar la casa del Señor abierta. Creemos que fue entre las cuatro de la tarde y las ocho de la noche porque es el horario en que no hay comerciantes en la zona”, detalló Guedes. Quien se dio cuenta del faltante fue un sacerdote que cuando ingresa tiene por modalidad hacer una oración con cada uno de los santos, y siempre comienza por San Benito.

“Cuando entró, se encontró con que faltaba el santo, entonces como habíamos tenido la previsión de guardar algunos, consultó al párroco. Cuando le contestó que no, nos dimos cuenta de que faltaba una de las estatuas más grandes que tiene el templo parroquial”, explicó. Una de las imágenes que fueron puestas a resguardo para prevenir robos fue la que se encontraba en el ingreso, la Gruta de Lourdes, la cual se mantiene en la sacristía por estas razones. “Es una virgen que tiene ya casi cien años y los ojitos de cristales originales, por lo que si desapareciera sería un dolor muy grande, una pérdida histórica”.

Desafortunadamente, si bien llegaron a adquirir cámaras de seguridad para evitar este tipo de inconvenientes, les restó conseguir el sistema DVR que no pudieron instalar al verse suspendidas todas las actividades parroquiales por causa de la pandemia, entre ellas la de realizar trabajos en la iglesia.

“En este lapso de suspensión de servicio es que nos pasó otra nueva desgracia y nos indigna de sobremanera, porque nos parece raro que se roben estatuas, así que ya estamos orientados en saber que no fue solamente un robo por maldad, sino que está dirigido a otro culto, porque es una imagen que fue requerida justamente días antes de su fecha patronal, es muy raro”, opinó Monseñor al respecto. 

Pese a todo, no se cambió la decisión de mantener las puertas abiertas: “El dolor de la gente está primero y la gente necesita arrodillarse ante el Señor para poder hacer una oración. La iglesia permanece sin servicio como marca el DNU, pero abierta para que se pueda circular, para que puedan seguir encontrándose con su Dios en la casa del Señor. Rogamos nada más a Dios que no nos roben el Cristo que está colgado a más de cuatro metros ni el San Expedito, que mide 2,20 m, que sería el colmo total”.

“Ahora vamos a pedir lo que hasta ahora no habíamos pedido a la Policía, que se aboquen a esto, porque si bien hay otras prioridades que cuidar, como defender a los vecinos de Garín contra otras problemáticas sociales, esta vez realmente le vamos a pedir un lugarcito al comisario para que se dedique, por favor, a investigar quién con tanta malicia ha robado justamente un santo tan querido, tan amado por la gente de nuestro pueblo”, finalizó.