Hallaron un cuerpo sin vida dentro de un freezer

El jueves por la tarde y a raíz de un llamado telefónico personal de Subcomisaría Matheu toma conocimiento del hallazgo del cuerpo sin vida de un joven de 33 años en el interior de un freezer abandonado en el barrio Itatí, de la localidad de Matheu.

Se trasladaron hasta el lugar el titular de la dependencia policial con personal del servicio de calle, que se encuentra cubriendo la cuadrícula, personal de prevención, y con el apoyo de Defensa Civil.

En diálogo con el Subcomisario Matías Peñalva, nos informó: “El cuerpo fue hallado por vecinos a la altura de Cabo Primero Sullings y las vías de ferrocarril. Cuando nos apersonamos al lugar nos encontramos con una familia constituida por una mujer y una sobrina, la cual nos manifestaron que un vecino de calle Nazarre había sido encontrado por ellas dentro de un frezzer. Cuando empezamos a investigar los motivos por los que el joven podía haber ingresado a dicho espacio nos dijeron que el fallecido solía acercarse y pasar el día, e incluso la noche, y en algunas oportunidades varios días en el mismo lugar”.

Según el testimonio de los vecinos el joven estaba bajo tratamiento porque consumía desde hacía tiempo Poxiran. Había estado internado por este problema de adicciones en el hospital zonal.

Su caso estaba judicializado y tenía la instrucción de acercarse al centro de Adicciones de Escobar, donde comenzaría un tratamiento, situación para la que tenía fecha para la semana próxima.“Los vecinos nos habían puesto al tanto de esta adicción y cuando abrimos el freezer, justamente con un testigo, observamos que dentro del freezer había tres bolsas de nylon con esta sustancia y una latita de Poxiran. Inmediatamente dimos comunicación a la Fiscalía y se presentó el Dr. Tomás Cornú, conjuntamente con el médico de policía y personal de científica quienes observaron que la persona no presentaba ningún tipo de lesión ni ningún elemento que hiciera presumir la participación de terceras personas.

En concordancia con el testimonio de vecinos que adujeron que el occiso solía ingresar al freezer y permanecía allí por horas descansando se presume que pudo habérsele cerrado la tapa y que desde adentro no pudo accionarla, muriendo por falta de oxígeno” – culminó diciendo Peñalva.