Festejos en Flamengo Club por el pentacampeonato

Durante la noche del sábado, la institución deportiva infantil de Garín realizó el festejo interno del club para entregarle los trofeos a los jugadores, en donde la alegría se juntó con la emoción.

Como fue narrando este matutino a medida que sucedían sus logros, este fue un gran año para el Flamengo, quien resultó triunfador en las categorías 2004, 2005, 2008, 2010, 2011, 2012 y las chicas de la Liga Femenina, además de haber ganado la famosa Copa Challenger con la Liga Infantil. Por esta razón, este cierre de año puertas adentro del club se dio con mucha emoción, principalmente por la mezcla de sensaciones que produjo haber transitado durante este 2019 el fallecimiento de Leonardo “el Tano” Wasinger, el fundador de Flamengo.

La jornada nocturna fue una fiesta en familia en las instalaciones de la calle Almirante Brown 2062. Allí se entregaron diplomas y remeras de regalo a los chicos, junto con la copa que obtuvieron este año. Además, se realizaron menciones especiales, entre las cuales este matutino y la emisora FM Líder 98.9 tuvieron el honor de recibir una.

Como dijo Rodrigo Pedrozo, delegado general del club, la idea de todos es siempre enfocarse a que se mantenga ese clima familiar, porque lo más importante es estar atentos al estado de ánimo de los chicos. Si bien la celebración se planificó con una mesa para que ocupe cada categoría, todos los presentes se intercambiaban de asiento para saludarse y hablar ya que todo el mundo allí se conocía por todos los momentos compartidos. Esto significa para Pedrozo que en el club se ha logrado conformar una fraternidad.

Todo lo sucedido en la fiesta  fue una mezcla de alegría con nostalgia, como sucede siempre en los eventos que implican logros, despedidas y crecimiento. Lo particular fue el cierre de ciclo de los chicos de 15 años que conforman la categoría 2004. El director técnico de esta categoría, Leo Pedrozo expresó: “la gente me quería ver llorar porque se retiró mi 2004, pero no pudieron verme , porque esto tiene que ser alegre, es el inicio de otra etapa de ellos”. Por otra parte, el director técnico quiso destinar agradecimientos a las autoridades de la Liga Amistad de Fútbol Infantil (LAFI) “por haber agarrado la liga en años complicados, y tratar de encaminar las cosas”.

La otra razón de la emoción que estuvo latente en cada palabra que se dijo a los presentes fue a raíz de la partida de Leonardo Wasinger en un año de tantos logros para el club. “Institucionalmente fue un año muy duro, y lo va a ser de por vida para nosotros. Nos enfocamos en el trabajo, y acá esta el fruto. Nosotros estamos acá para acompañar y ayudar, pero lo lograron los chicos”, expresó Rodrigo Pedrozo respecto a lo que fue la pérdida del icono del club, como él mismo lo denominó. “Así y todo salimos a flote con toda la gente. Nos enfocamos a mantener a Flamengo vivo y seguir el legado que Leo nos dejó. Es una mezcla de sensaciones raras”, refirió respecto a lo que vivió durante este 2019, y lo ejemplificó contando cómo el logro de la Copa Challenger lo hizo lagrimear por todo lo que se le venía a la mente: “son las imágenes de las charlas con el Tano de esa bendita y deseada copa. Tuvimos la desgracia de que la trajimos pero el ya no estaba para recibirla. Pero estaba su familia a quien le agradezco por haber estado ahí”. Una idea los guió todo este año, y Pedrozo la sigue repitiendo: “nos tenemos que encargar de que Flamengo se escuche en todos lados en honor al Tano”.