Falleció Florencia, la joven que había sido apuñalada por su hermano

Le había dado un puntazo en el cuello, la madrugada del 30 de enero. Tenía 23 años y una hija de 5. El femicida, expolicía, está detenido.

Tras agonizar diez días, en la madrugada de ayer murió Florencia Figueroa, la joven acuchillada por su hermano expolicía la madrugada del sábado 30 de enero, en la casa familiar del barrio San José, en Tierras Altas.

Desde el momento en que sufrió el ataque, Florencia quedó internada en el Hospital de Trauma. Desde su ingreso al centro de salud su estado era muy grave, con muerte cerebral. Esta madrugada, cerca de las 3 de la mañana, su corazón no resistió más. Florencia tenía 23 años y era mamá de una niña de 5.

El femicida es Denis Ángel Figueroa (27), su hermano, un expolicía de la Provincia de Buenos Aires que fue exonerado por la fuerza por problemas de conducta. Entre él y su familia había diferencias irreconciliables y denuncias cruzadas desde largo tiempo. El crimen fue el final de esa relación conflictiva de larga data entre el agresor y el resto de su familia.

Los problemas, según pudo reconstruir Tiempo de Tortuguitas en base a testimonios familiares, comenzaron con la muerte de la madre, hace unos años. Los primeros cruces fueron con el padre, el hombre que le había dado su apellido a pesar de no ser su padre biológico, y luego se trasladaron al resto de sus hermanos, entre ellos Florencia.

Hubo denuncias cruzadas. “Vivía pegándole a todos y después corría a la comisaría a denunciar que la víctima era él… llegaba antes que sus hermanos o su padre pudieran hacerlo. Igualmente hubo muchas denuncias en su contra”, explicó a este cronista la exconcejal Lidia Gómez Morel, familiar de la víctima y del victimario.

Luego, Figueroa se fue con su pareja a vivir al Chaco. La distancia calmó la situación, pero solo hasta que volvió. “Hace unos días vino, le pegó al padre y amenazó que iba a volver por sus hermanos… y el sábado de madrugada vino para hacer esta tragedia”, contó la misma fuente familiar.

El día anterior al femicidio había tenido varios episodios tensos, como una agresión a golpes del femicida a su padre. Cerca de las 3 de la mañana del sábado 30 de enero, Denis Figueroa llegó en un patrullero a la casa de Paso de los Andes y Estados Unidos. Supuestamente, venía a retirar algunos efectos personales. Entró por una puerta que está sobre la calle Estados Unidos y salió por la de la cocina, que da hacia Paso de los Andes. Florencia estaba sentada mirando hacia la calle, con la atención puesta en su celular. “Ella ni siquiera lo vio, no pudo hacer nada. Él le tiró el puntazo en el cuello… después trató de agarrar al otro hermano, pero no pudo porque los policías lo agarraron”, refirió un familiar.

Luego del puntazo, los efectivos trataron de calmarlo. Mientras, Florencia se desvanecía sangrando. La familia asegura que pasó mucho tiempo hasta que finalmente una patrulla la cargó y la llevó al Trauma, donde finalmente murió esta madrugada. La causa -que instruye la fiscal Karina Carbonella, de la UFI 20 de Malvinas Argentinas- cambió hoy su carátula de tentativa a homicidio agravado.