Escobar hizo honor al Santo Protector ante las epidemias

EN EL CONTEXTO DE COVID-19

El día domingo, a partir de las 14.00, la imagen de San Roque, cuya onomástica se celebra el 16 de agosto, partió del cuartel central de Bomberos Voluntarios de Belén de Escobar con el fin de peregrinar por las calles de la ciudad cabecera del distrito, y en especial por los barrios, para llevar su presencia a los vecinos en el contexto de la difícil situación sanitaria y económica que atraviesa la comunidad a nivel general.

Se trata del Santo Patrono de los peregrinos, protector de enfermeros y cirujanos ante la peste y toda clase de epidemias, asociado también con los cánidos.

La procesión se realizó a bordo de la unidad A-25, a cargo del Suboficial Ariel Rosa, con un altoparlante que transmitía música religiosa y una dotación que colaboró en el traslado a pedido de la Cocatedral de nuestra ciudad. La figura pasó por el edificio de este templo, así como también por delante de la Iglesia Medalla Milagrosa de Escobar, llevando tras de sí una peregrinación de fieles en automóvil. Tras de ella partió también un móvil de Prevención Comunitaria, siempre respetando todos los protocolos de bioseguridad, incluyendo barbijo, sanitizacion y distanciamiento social.

Por su parte, desde la Capilla San Roque de Escobar aprovecharon el noveno día de la Novena de su santo para pedir por los agentes de la salud: médicos, enfermeros y personal sanitario en general, además de policías, bomberos y todos los trabajadores esenciales que estos tiempos de pandemia sacrificaron su seguridad por el cuidado y asistencia a la comunidad.