Escobar es uno de los municipios más afectados

Malas noticias para los vecinos del distrito. La ocupación de camas pasó del 75,6% al 92,7% en menos de una semana, llegando a veces al 100%, por lo que la situación es más que preocupante. 

Según el registro semanal que realiza el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Daniel Gollan, día a día se agrava la situación en las Unidades de Terapia Intensiva del conurbano bonaerense. El registro, que publicó Infobae, incluye las camas UTI de los hospitales públicos y del sector privado.

Esa mayor demanda trajo aparejado que varios municipio no tengan más camas y la obligación de derivar a los enfermos a otros distritos que también se están quedando sin plazas de alta complejidad. El traslado de los pacientes puede demorar entre 10 y 15 horas. En algunas oportunidades la ambulancia, con el enfermo, estaciona en la casa del paciente mientras se lo controla a la espera de la cama.

El Gobierno bonaerense ratificó ayer que “a partir de la semana que viene” habrá “nuevas medidas de cuidado” y remarcó que “hay que disminuir la circulación”, aunque aclaró que por ahora no se sabe si será una “Fase 1”.

“Si puede haber una Fase 1 o restricciones horarias más severas, todavía no hay una definición. Nuestro deseo es poder coordinar con el Gobierno de la Ciudad, porque el AMBA es un espacio sanitario único. Esta semana estaremos trabajando, llevaremos nuestra propuesta y después se dialogará, discutirá y consensuará con el Gobierno nacional y esperemos que con el de la Ciudad Autónoma”, sostuvo el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco.

Y añadió: “Tenemos que ser todos muy conscientes a partir de las determinaciones que se tomen a partir de la semana que viene respecto de las nuevas medidas de cuidado que se establezcan”.

En conferencia de prensa al brindar el informe epidemiológico ante la segunda ola de casos de coronavirus, el funcionario bonaerense destacó que hay que “lograr que baje la circulación” de personas y reconoció que “seguramente tendrá un impacto en todas las actividades”.

“Lo concreto es que hay que disminuir la circulación. No está definida ninguna actividad, hay que ver caso por caso”, subrayó el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan.

Bianco indicó que el objetivo es “que la gente no llegue a la terapia intensiva: porque cuando llegan, un 60 por ciento lo hace tarde”.