Elcira Alegre: “cada vez la necesidad es más grande”

MANOS DE ESPERANZA – FM Líder charló con Elcira Alegre, del comedor y merendero Manos de Esperanza, que da cena y meriendas a 150 personas los lunes, miércoles y viernes. La entidad está ubicada en Urbino 1878, del barrio Phillips, en Belén de Escobar y necesita de la solidaridad de todos para seguir ayudando a sus vecinos.

En tiempos de pandemia Elcira afrontó las tareas del merendero sola, por cuestiones sanitarias. “Ahora tengo dos chicas que me ayudan. En pandemia me ayudó mi familia, mi marido y mis hijos”, resaltó esta mujer oriunda de Chaco quien tuvo una vida difícil y conoce perfectamente las necesidades del prójimo.
En relación a la gente que concurre a recibir su plato de comida y merienda, Elcira comentó que conoce “a todas las familias y son gente que se ha quedado sin trabajo o hacen changas. Si o si se tienen que respaldar con el comedor porque otra salida no hay. Tengo tres o cuatro personas mayores solamente, después los demás son todos chicos chiquitos. Necesitan muchas cosas, en realidad. Me piden medicamentos, antibioticos, un ‘puff’ para los hijos que están con problemas de respiración. Les doy lo que tengo, lo que compro para mis hijos o nietos ya que tengo dos nietitos conmigo que son medicación de niños”, comenta.
En relación a cómo solventa la acción solidaria. “Recibo ayuda de gente que me conoce hace mucho tiempo, de gente amiga. Hacemos roperito con la ropa y calzado que nos trae la gente. Lo hago cada vez que tengo. Se lo llevan gratis”, destaca Elcira.
“En el barrio hay muchísimas necesidades en alimentos, vestimenta, ropa, calzado. Hay muchos chicos chiquitos, que capaz que comen lo que llevan del comedor”, comentó con un dejo de tristeza.
Sobre las necesidades que tiene para continuar ayudando a sus vecinos, Elcira dijo que “lo que que puedan acercar es bienvenido. Tenemos mucho problema con la leche, que es lo que más se usa. No nos alcanza. Se necesita de todo, para la comida también porque hacemos a veces una vez a la semana, a veces dos depende de las cosa que nos donan porque el gas lo tengo que pagar yo y también es un problema. Mis hijos y mi marido que son los que trabajan me ayudan siempre. Uso un tubo de gas por semana, que sale 780 pesos”.
Continuando con las necesidades Elcira dijo que necesitan “papas, carne, pollo. Papa me traen una vez por semana o semana por medio. La municipalidad hace tres meses que no me trae nada”, resaltó.
“Hay gente que se brinda y nos ayuda porque si no este comedor se habría cerrado hace rato. cada vez la necesidad es más grande”.
Quienes quieran conectarse con el merendero y comedor lo pueden hacer vía Facebok: Manos De Esperanza, https://www.facebook.com/elci.alegre
También a través del teléfono 1170958749, o acercarse hasta la entidad ubicada en Urbino 1878 entre Sarmiento y las vías “única casa con palmeras”, acota Elcira.