El Rinconcito de la Gente

Sandra Marchegiani, es vecina de Garín, vive en la calle San Javier 840, entre San Pío y Canal de Beagle, y contó “tengo un árbol muy grande en la vereda, diría inmenso, cuyas ramas ocupan toda la calle y llegan a cubrir hasta la vereda de enfrente. El problema es que está podrido y cuando hay viento las ramas más grandes se quiebran. Durante la última tormenta, una cayó sobre mi techo y gracias a Dios solo rompió el alambrado”, aunque os daños pudieron ser mayores.

La mujer dice que con el alambrado roto, corre el riesgo de que le entren a robar. “Me pasaron un teléfono de la municipalidad para que se acerquen a cortar y recoger los restos, y nadie atiende.”
Este no sería el único problema para Sandra, la rama también puede caer sobre los cables de electricidad, sobre alguna persona que pasa caminando, o simplemente sobre un auto o colectivo que pasara x acá.”
“Solo pido una solución”, concluyó Marchegiani.