El recorte de ramales se implementará a partir del 11 de diciembre

LÍNEA 60 – Luego de oficializarse la medida, en Escobar quedarán solo cuatro de los nueve recorridos que ofrecía la línea. En rechazo a la readecuación del servicio, chóferes advirtieron sobre una medida de fuerza que finalmente no fue llevada a cabo, tras dictarse la conciliación obligatoria.

 

Tal como lo había anunciado la empresa y difundido este medio en el mes de abril, las trazas de los servicios de la Línea 60 sufrirán una modificación en concordancia con un recorte presupuestario. Según se confirmó en las últimas horas a través de una publicación en el Boletín Oficial, dicha medida comenzará a implementarse a partir del 11 de diciembre de este año. La misma consiste en reducir los 19 recorridos actuales a ocho, afectando así a los usuarios de los distritos de Tigre, Escobar y San Isidro. Se trata de un proyecto que comenzó hace un año en una decisión conjunta del Gobierno y de las autoridades de la empresa Monsa, quienes consideraron que con estos cambios el servicio será más competitivo.

Particularmente para los usuarios del distrito quedará un solo recorrido que irá desde la terminal de ómnibus de Escobar hasta Barrancas de Belgrano por Panamericana (fusión de dos ramales); mismo recorrido pero yendo por Boulogne Sur Mer (fusión de tres ramales), y por Ruta 27 (fusión de dos ramales). El último trayecto es el que va desde la terminal hasta Plaza Italia (Palermo), a partir de la fusión de otros dos ramales.

 

El reclamo de los choferes

 

“Este cambio atenta contra el servicio público de pasajeros, pone en riesgo la fuentes laborales de más de 900 familias y supone una flexibilización laboral”, clamaron los choferes a través de un comunicado, con intenciones de paralizar todos los servicios por tiempo indeterminado. Seguidamente se reunieron en asamblea en horas de la noche del jueves en la cabecera de Barracas, y allí aceptaron levantar el paro, tras dictarse la conciliación obligatoria por un lapso de 15 días.

“La medida presupone el cierre de 12 de los 19 ramales y que los pasajeros deban abonar dos pasajes en lugar de uno para realizar el mismo trayecto”, es uno de los principales argumentos para rechazar la reestructuración de los recorridos.

 

Los fundamentos del Gobierno y de la empresa

 

La resolución 152/2019, publicada en el Boletín Oficial y dispuesta por el Ministerio de Transporte de la Nación, explica que no se considera necesaria la llegada de todos a Barracas debido a la poca cantidad de pasajeros que realiza el tramo Plaza Italia-Constitución. También prevén que se optimicen los tiempos porque los usuarios podrán hacer transbordo con otras líneas y serán menos horas de viaje. Por su parte, Marcelo Pasciuto, presidente de Monsa, prometió que no habría despidos, informó que se sumaron 60 choferes y que ingresarían unos 40 más con una renovación del 30% de la flota, es decir, 100 unidades nuevas a fin de año.